7 consejos para camareros novatos muy útiles si estás empezando

consejos para camareros novatos

La profesión de camarero no es sencilla. El camarero es la cara visible del restaurante y el que está en contacto directo con el cliente. Ha de estar coordinado con la cocina, pendiente de varias mesas con sus respectivos clientes… Un contexto que conlleva mucha acción durante la jornada laboral.

Encontrar trabajo de camarero sin tener experiencia ya tiene sus obstáculos. Y la toma de contacto con el día a día es un reto para cualquiera. Por eso los primeros pasos en este oficio pueden resultar abrumadores.

Es un trabajo cansado, en el que la paciencia, el saber estar, la formación y la motivación son esenciales. Si se acerca tu primer día como camarera/o, tenemos varios tips que te ayudarán si aún no tienes mucha experiencia. ¡7 consejos para novatos que seguro que podrás aprovechar!

1.      Cuida tu imagen y actitud

Tu imagen es parte de la representación directa del negocio. Por ello, el primer consejo para camareros novatos es que la imagen debe ser cuidada y aseada. El uniforme debe estar pulcro, sin manchas ni desperfectos y bien planchado.

Por otra parte, tu lenguaje corporal definirá también el mensaje que transmites a los clientes. Tu actitud ha de ser agradable, servicial y proactiva, pero sin excederse hasta el punto de parecer pesado.

2.      Ensaya con bandejas y platos el servicio y desbarasado

Utilizarás la bandeja durante todo tu turno, y requiere bastante práctica para alcanzar el equilibrio y la solidez con la que llevarla. Así que, si tienes una bandeja a mano, practica con ella siguiendo nuestros consejos para llevar la bandeja.

Otros utensilios como el sacacorchos o la bayeta también están presentes en el entorno doméstico. Muy a mano para facilitarnos la práctica. Recuerda que la bayeta debe estar siempre bien limpia y no dejar olores a humedad ni a restos de comida.

Tan importante es saber poner los platos como retirarlos, así que ensaya también el desbarasado de la mesa. Más concretamente, te vendrá bien mejorar tu habilidad al llevar tres platos en una mano.

3.      Lleva zapato cómodo (si no contradice el uniforme del restaurante)

Otro tip fundamental es usar un vestuario cómodo en la medida de lo posible. Especialmente en lo que concierne al calzado. El servicio requiere mucha actividad física, y es largo y cansado. Se camina mucho llevando y trayendo platos y atendiendo a todos los clientes. Y se pasan muchas horas de pie. Por ello un buen calzado y cómodo es necesario. Recuerda que debe ir en consonancia con el resto del uniforme, así que asegúrate que el que vas a utilizar está permitido.

tips para camareros sin experiencia

4.      Repasa la teoría de servicios y protocolos

Si aún no tienes una formación específica en el mundo de la hostelería, hay todo un protocolo con el que debes familiarizarte. Si ya tienes esta formación, repasarla antes del trabajo te ayudará a refrescar los conocimientos y a ponerlos en práctica por fin.

En cualquier caso, hay toda una base teórica de técnicas de sala y barra que conviene tener antes de entrar en acción.

5.      Aprende cómo tomar una comanda

De esta acción depende gran parte del servicio satisfactorio para los clientes. Cada vez se extiende más el uso de los TPV para apuntar y transmitir el pedido de los comensales.

No obstante, hay también un protocolo para esta parte del servicio y, por suerte, existen trucos para cómo tomar una comanda. Durante tu primer día podrás familiarizarte con el dispositivo TPV, si es que hay, y la dinámica del equipo tomando las comandas.

6.      Apréndete la carta y el lugar de cada utensilio en ratos libres de la jornada

En los momentos de poca afluencia del establecimiento, intenta memorizar la carta. Así podrás tomar las comandas de manera más rápida y aconsejar a los comensales cuando te pregunten.

7.      Muestra humildad y esfuerzo ante los errores

Todos podemos equivocarnos. Y la falta de experiencia suele propiciar más errores al principio de cualquier andadura profesional.

Si te equivocas en algún momento, no pierdas la paciencia ni te pongas nervioso. Asume tu error, muéstrate dispuesto a solucionar el problema y aprende de él para que no vuelva a producirse. Los clientes muestran más paciencia y comprensión si tienes una actitud humilde y proactiva frente a ellos.

Con estos tips para camareros novatos conseguirás dominar un poco mejor tu nueva profesión. Camareros hay muchos, pero buenos de verdad no tantos. Así que esfuérzate lo máximo posible y mantén a tu equipo, y sobre todo a tus clientes, más que satisfechos.

Compartir