Contrato de hostelería: modelos que debes conocer

contrato de hostelería

Este año el ministerio de empleo quiere revisar el contrato de hostelería para impulsar turnos para que hosteleros y comerciantes puedan conciliar la vida laboral con la familiar.

Desde Bartalent Lab, creemos que es importante que conozcas las alternativas de contratación laboral con las que te puedes encontrar. Y que reflexiones sobre cuál crees que es la más conveniente en función de tus circunstancias personales, físicas, vitales y laborales. Por ejemplo, si una vez entregado el currículum de camarero en cuestión, recibes una respuesta positiva de la empresa, deberás conocer las condiciones del contrato.

Requisitos de disponibilidad en hostelería

Uno de los requisitos imprescindibles que piden a la hora de contratar camareros es la flexibilidad horaria del candidato, debido a la normalidad de los turnos rotativos. En otros trabajos también es un requisito valorado, pero en el caso de la hostelería su significado es muy distinto. Esto se traduce en realidades diferentes, como que te propongan tener jornadas de trabajo partidas. Lo que obliga a paradas de 3 a 5 horas para comer. O turnos de trabajo con los que podrás trabajar mañana o tarde y otra persona con tu perfil cubriría tu puesto en uno u otro turno.

Tipos de contrato de hostelería

Además deberías conocer los modelos de contrato de la última normativa laboral (julio de 2016). Existen cuatro grandes tipos de contrato que se categorizan en:

Contrato indefinido

Este tipo de contrato se caracteriza por tener una fecha de inicio, pero no de finalización.

Contrato temporal

En el caso de hostelería son muy comunes en épocas estivales como Navidad, vacaciones, Semana Santa… En los cuales se posen más picos de trabajo durante un tiempo determinado.

Contrato en prácticas

Destinado a personas que quieren llevar a cabo un aprendizaje práctico y completar su formación teórica. Es común en el caso de estudiantes de escuelas de hostelería, por ejemplo.

Contrato para la formación y el aprendizaje

Este tipo de relación se caracteriza porque tiene una edad máxima, 30 años para realizarse. A diferencia del contrato en prácticas la persona no posee una formación sobre el desempeño del mismo.

Dentro de cada tipo de contrato existen subgrupos para que el empresario tenga distintas opciones de contratación en función de perfiles: sin experiencia, primer trabajo, mayor de 45 años, etc.

Medidas en relación al contrato de hostelería

A comienzos de año, el Gobierno anunció que tomaría medidas con las que ayudar a sectores como la hostelería y los comercios a encontrar soluciones de conciliación: turnos corridos, derecho a desconectar fuera del horario laboral, teletrabajo – que nunca aplicaría para estos sectores- o flexibilidad de entrada y salida. Todas ellas, iniciativas que ya funcionan en la mayoría de los países europeos.

Sin embargo, desde la Federación Española de Hostelería (FEHR) se afirma que estas medidas no son efectivas por varios motivos. No trabajan sobre ayudas a las familias o políticas de fomento de la natalidad, y se piensan sobre grandes ciudades como Madrid o Barcelona. Y no sobre ciudades más pequeñas donde muchos trabajadores perderían calidad de vida si no pudiesen ir a sus casas a comer y descansar.

Y tú como Bartalent que eres, ¿qué opinión tienes al respecto de la conciliación laboral? ¿Crees que sabes todo lo necesario sobre contratos para negociar el tuyo en una entrevista de trabajo?

Compartir