¿Cómo mejorar mi restaurante? Las ventajas de un análisis DAFO en hostelería

análisis dafo

Cada negocio de hostelería afronta retos todos los días. A pesar de ser uno de los motores de creación de empleo, muchos bares y restaurantes fracasan durante su primer año de andadura. Y parte de este resultado se debe a un plan de negocio insuficiente. El análisis DAFO es uno de los puntos más importantes de ese plan, así que si aún no sabes de qué se trata, te conviene prestar atención.

Tanto si estás pensando en emprender en hostelería como si estás considerando replantear la estrategia de negocio para tu restaurante, un análisis DAFO te servirá de base para considerar todos los factores internos y externos al mismo.

¿Qué es un análisis DAFO?

El análisis DAFO es una herramienta clave en todo plan de negocio. Se trata de un estudio de las Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades con las que cuenta un negocio, en este caso, un bar o restaurante. De ahí proviene su propio nombre, compuesto por las siglas de cada área a estudiar.

A la hora de analizar nuestro establecimiento, el DAFO nos dará una visión general de los factores internos (debilidades y fortalezas) y externos (amenazas y oportunidades) que afectan y afectarán a nuestra labor como hosteleros. El objetivo es tanto encontrar puntos a mejorar como cualidades a mantener.

Para tener una visión global del DAFO, lo mejor es plantearlo como una matriz cuadrada que muestre al mismo tiempo la lista de Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades.

dafo para restaurantes

Vayamos punto por punto para aprender a profundizar en cada uno. Empecemos primero con los factores internos: debilidades y fortalezas. Ambos factores son intrínsecos al negocio, de modo que son controlables.

Análisis interno del negocio

Debilidades

Este debería ser el capítulo dedicado a listar y detallar lo que falla del negocio. ¿Cuáles son nuestras áreas de mejora? ¿A qué se deben? ¿Cómo podemos corregirlas o, al menos, minimizarlas?

No hay restaurante perfecto, pero es importante localizar las carencias internas para trabajar sobre ellas. Baja calidad de algunos platos, mala gestión de los tiempos de espera, decoración poco acogedora, un diseño de la carta poco eficiente… El éxito de un restaurante se debe a un compendio de factores, y es casi imposible sobresalir en cada uno de ellos.

Cuando hayas localizado aquellos que fallan, intenta encontrar una solución para ellos. Si algunos platos tienen baja calidad, busca alternativas más satisfactorias o trabaja en su perfeccionamiento con el equipo de cocina; si hay una mala gestión de los tiempos de espera, replantea la organización de las mesas y haz un cálculo más exhaustivo de los tiempos… Aunque no se lleguen a neutralizar, seguro que encuentras una manera de pulirlos.

Fortalezas

Es tan importante encontrar las debilidades como las fortalezas. Si no conoces tus puntos fuertes, ¿cómo conseguirás diferenciarte de la competencia? ¿cómo conseguirás fidelizar a tus clientes? ¿o definir la experiencia gastronómica de tu local?

Hemos de mantener y defender nuestras fortalezas porque ellas también definen el potencial del negocio. Puede que sea la amabilidad de la brigada de sala, la fama de un plato en concreto, los precios de nuestra carta… Cada uno de esos factores es una razón por la que un cliente debería o podría visitarnos. Y localizarlos nos mostrará también lo que hemos hecho bien como hosteleros y lo que nuestros clientes agradecen.

Análisis externo del negocio

Los factores que veremos a continuación son ajenos al restaurante. Se dan en el sector, competencia, entorno y mercado, es decir, son circunstanciales. No podemos controlarlos, aunque sí podemos aprovecharlos o aprender a mitigarlos.

Amenazas

Un contexto económico decadente, restaurantes de la zona con precios muy competitivos, cambio de gustos de los consumidores… Son solo algunos ejemplos de las amenazas que pueden aparecer para negocios de restauración. Algunas son más previsibles que otras, y tenemos que aprender a convivir con ellas.

Aunque no tengamos control sobre las amenazas, sí podemos estudiarlas y a veces incluso preverlas. La hostelería está en constante transformación. Conviene más que nunca estar al día de todas las tendencias en el sector para los y las hosteleros y hosteleras de hoy en día.

Oportunidades

Desde el aumento del poder adquisitivo de nuestra clientela a una nueva moda gastronómica presente en nuestra carta, pasando por la apertura de un hotel en frente de nuestro local. Como ves, las oportunidades pueden darse en el ámbito local y también en el general. El objetivo es estudiar también estas oportunidades para que nuestro negocio sea favorecido por ellas.

En definitiva, un listado exhaustivo de cada categoría nos ayudará a conocer nuestro negocio. Y sentará las bases tanto para crecer como negocio como para trabajar en nuestra estabilidad en el mercado.

Compartir
Posts Relacionados


Enlace

Cómo emprender un negocio de hostelería: 5 claves a tener en cuenta

Emprender un negocio nunca fue fácil y la hostelería no es una excepción Empezar un negocio no es fácil. Hace falta decisión, ilusión y mucho, mucho análisis. Nuestro país tiene un bar por cada 175 personas, por lo que la hostelería es uno de los negocios más populares y rentables del mercado. Sin embargo, queda … Continuado

Cómo emprender un negocio de hostelería: 5 claves a tener en cuenta Leer más >
Enlace

Presupuesto de un restaurante: pasos a seguir para prepararlo

Gestionar correctamente un restaurante no es, para nada, una tarea sencilla. Son muchos los aspectos que hay que cuidar. Además de ofrecer al cliente un servicio y unos platos de gran calidad. La gestión interna puede resultar un punto clave para el óptimo progreso de tu local. Así que es muy importante aprender a hacer, … Continuado

Presupuesto de un restaurante: pasos a seguir para prepararlo Leer más >
Enlace

¿Cómo calcular el rendimiento de tu negocio?

Tener un negocio de restauración no es, para nada, una tarea sencilla. Hay muchos aspectos a tener en cuenta. Entre ellos hay que llevar a cabo un trabajo interno. El cual será el que nos ayude a saber si lo que estamos haciendo va por buen camino.O, por el contrario, debemos plantearnos algún cambio. Llevar a … Continuado

¿Cómo calcular el rendimiento de tu negocio? Leer más >