Cómo emprender un negocio de hostelería: 5 claves a tener en cuenta

cómo emprender un negocio

Emprender un negocio nunca fue fácil y la hostelería no es una excepción

Empezar un negocio no es fácil. Hace falta decisión, ilusión y mucho, mucho análisis. Nuestro país tiene un bar por cada 175 personas, por lo que la hostelería es uno de los negocios más populares y rentables del mercado. Sin embargo, queda lejos de ser una apuesta segura como proyecto empresarial. Muchos bares y restaurantes fracasan en sus primeros tres años de andadura. A menudo hay que luchar contra viento y marea para conseguir que nuestros objetivos empresariales. Incluso en su sector con tanta demanda y variedad.

Si te estás planteando abrir un restaurante o un bar, vamos a darte cinco claves para que sepas cómo empezar en este sector. Así que, ¡anímate! Todo lo que necesitas saber para dar los primeros pasos está en estos cinco puntos.

1.   Sé coherente con el proyecto

Lo primero que debes hacer es ser coherente contigo mismo. Es decir, ¿te has planteado seriamente qué significa tener un bar o un restaurante?

Como hemos mencionado antes, los buenos datos a nivel nacional de la industria hostelera no la hacen un campo fácil para emprendedores. No es oro todo lo que reluce. La hostelería es una profesión muy sacrificada y necesita muchísima dedicación. Un negocio de hostelería es de los primeros en abrir todos los días y de los últimos en cerrar. A esos largos horarios hay que sumarle la dedicación extra que hay que añadirle durante los primeros años, incluso antes de haber abierto sus puertas.

Por lo tanto, antes de emprender un negocio de hostelería, debes hacerte estas preguntas:

  • ¿Podré dedicarle el tiempo necesario?
  • ¿Dispongo de presupuesto para conseguir un buen local y acondicionarlo a mi gusto?
  • ¿Tengo la capacidad de conseguir las licencias y el equipo necesario?

Desde luego, es una profesión apasionante en la que invertir tiempo y recursos. Llevar un negocio así puede aportarnos grandes satisfacciones. Pero su el proyecto tiene que surgir desde nuestra propia fuerza de voluntad.

2.   Haz un análisis profundo de mercado

El siguiente punto para saber cómo emprender un negocio de hostelería, es llevar a cabo un buen análisis de mercado. Para saber si el proyecto es factible o no, tendremos que estudiar:

  • El sector. Hay que investigar el sector en el que queremos movernos. Desde tendencias y demandas de los consumidores a casos de éxito dentro del gremio en los últimos tiempos.
  • La competencia. Conocer en profundidad los competidores que tenemos en nuestra zona y los tipos de clientes que vamos a tener. No sólo hay que estudiar los negocios similares, sino también aquellos que ofrezcan servicios parecidos.
  • Los proveedores. Para elegir a nuestros proveedores hay que tener varios factores en cuenta: calidad, distancia, disponibilidad, tiempos… y por supuesto, precios. Muchas variables a considerar si queremos que nos salgan las cuentas.
  • El equipo. Nuestro equipo será el alma de nuestro negocio. Buenos profesionales y capacitados para el trabajo. Desde chefs a camareros, pasando por gerentes y servicio de limpieza. ¿A cuántos podrás contratar? ¿Con qué salario?

negocio de hostelería

3.   Revisa y adquiere todos los requisitos legales de apertura

Tras evaluar la viabilidad de tu proyecto, llega el momento de cumplir con todos los tipos de licencias para poder abrirlo. Como ya hemos comentado en otras ocasiones, los requisitos legales pueden cambiar según la comunidad e incluso el ayuntamiento. Por eso, es necesario que revises toda la normativa de acuerdo a estos dos organismos. Entre los principales requisitos, debes contar con:

  • Licencia de actividad en regla
  • Tomar las medidas necesarias para cumplir con la ley de prevención de riesgos laborales
  • Medidas de seguridad exigidas en orden
  • Cumplir con la normativa en materia sanitaria y de higiene

4.   Elabora un plan de negocio realista

Una vez tenemos claro todo lo anterior, el plan de negocio hará que el proyecto adquiera una dimensión más aterrizada. El plan necesita concentración y visión de conjunto, así que prepárate para poner a prueba tu capacidad de análisis. Los puntos más importantes del plan de negocio son:

  • Resumen ejecutivo: en él aparecerán todas las ideas clave que desarrollarán el propio plan de negocio.
  • Presentación del proyecto: especificidades, funcionamiento, organización…
  • Estrategia comercial y de marketing
  • Análisis financiero
  • Análisis DAFO: Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades.

5.   Invierte tiempo en hacer networking

Hoy en día, el mundo de los negocios e incluso el mundo laboral no se entiende sin networking. Afortunadamente, en el mundo de la hostelería hay un montón de eventos y ferias donde relacionarnos con otros profesionales del sector. Es fundamental para ampliar nuestra red de contactos. Y, de manera no presencial, también podemos utilizar nuestras redes sociales para entrar en contacto con proveedores, colaboradores, clientes potenciales…

Estas son las bases del emprendimiento en hostelería. Cada una de ellas conlleva su propio estudio, así que has de tener paciencia e ir paso a paso. No olvides que nada de esto es posible sin el combustible más importante: tu motivación.

Compartir