Expectativas y tendencias para la hostelería en 2021

expectativas hosteleria 2021

Por fin hemos dejado atrás el 2020. Ha sido un año difícil para todos, y en especial para la hostelería por lo que ha conllevado la pandemia del coronavirus. Desde el cierre total de los establecimientos hasta los claroscuros de la nueva normalidad, hay que reconocer que las adversidades han sido muchas; y que la resistencia de la mayoría de negocios ha sido extraordinaria.

Lo sucedido el año pasado nos ofrece pistas claras sobre cómo se plantea el 2021 que acabamos de empezar. El inicio de las vacunaciones, por otro lado, supone una luz al final del túnel, pero que todavía requerirá de mucho esfuerzo y de una gran capacidad de resiliencia por parte de todos y todas.

Entender los cambios es clave para adaptarse, reinventarse y superar los obstáculos. Con el objetivo, pues, de afrontar este nuevo año con preparación, energía y optimismo, te explicamos en este post las claves del presente y el futuro más inmediatos para el sector de la hostelería.

Sostenibilidad y alimentos saludables como demandas clave

Hace tiempo que el factor de la sostenibilidad ha entrado en la conciencia de una gran parte de la sociedad. La sostenibilidad es un tema que forma parte de la agenda social, política y mediática. Y cada vez son más los clientes que exigen unos mínimos en esta materia.

Los productos saludables, de proximidad y de temporada, son tendencia desde hace unos años, y siguen creciendo. El coronavirus, de hecho, ha reforzado la difusión de este tipo de demandas en el cliente medio, relacionadas con un mundo más sostenible. Satisfacer este tipo de demanda es una estrategia que puede dar frutos tanto en nuestro negocio como en nuestro entorno.

Esta tendencia crece de manera tan pronunciada, también en el mundo de la hostelería, que surgen plataformas dedicadas a ello como Hostelería #PorElClima. En ella podrás informarte sobre cómo poner en marcha buenas prácticas para tu negocio.

healthy 2021

Espacios reestructuras y redistribuidos

La nueva normalidad obligó a los hosteleros a adaptar los espacios de su bar o restaurante. La reestructuración y redistribución de los espacios se mantendrá, previsiblemente, a lo largo del 2021. Por dos razones eminentemente: cumplir con la ley y ofrecer confianza a los clientes. Una distribución del espacio en el que las mesas “respiren” y que ofrezca fácil movilidad es una carta de presentación muy positiva para los clientes en la nueva normalidad.

En esta misma línea, por lo tanto, es recomendable seguir, por ejemplo, con las reservas previas en el caso de los restaurantes. Y con el uso de las terrazas cubiertas (con su correspondiente normativa) en la medida de lo posible.

El delivery: tendencia en alza

Ya lo enmarcábamos dentro los grandes aprendizajes de 2020 por su apogeo durante el último año. El delivery ha supuesto una gran alternativa y se ha convertido en una gran oportunidad de negocio.

En el campo de la hostelería, hemos podido comprobar cómo se agilizaban los procesos de digitalización de bares y restaurantes. En este contexto, el delivery además va a tener continuidad en el futuro post-coronavirus. La comodidad de un servicio de estas características para el cliente representa un cambio tecnológico y social que va más allá de la simple tendencia. En otras palabras: los nuevos clientes de hoy en el servicio, serán clientes recurrentes con el tiempo.

Si bien es cierto que el delivery supone una serie de gastos para el hostelero, como el transporte o el packaging, también implica otro tipo de ventajas, desde el ahorro en los locales a la ampliación de la clientela potencial. Sea como sea, es evidente que el delivery seguirá siendo muy demandado a lo largo del 2021.

La recuperación económica será lenta

No podemos ignorar las previsiones, a pesar de que no sean las más favorables, ni por supuesto las deseables. El 2021 seguirá condicionado por restricciones para salvaguardar la salud de la población en la medida de lo posible. Según los cálculos del Anuario de la Hostelería, que anualmente comparte Hostelería de España, la recuperación económica está prevista para finales de 2021 o principios de 2022.

El impacto económico de la pandemia ha sido muy duro con la hostelería, con unas pérdidas totales que podrían situarse alrededor de los 67.000 millones de euros. La vacunación del coronavirus y la vuelta a una vida social con más libertades, serán las noticias decisivas para el cambio de giro que el sector necesita. En definitiva, se presenta un panorama parecido a los últimos meses de 2020, pero con razones para creer en una cierta vuelta a la normalidad durante 2021.

El año 2021 será un año decisivo para revertir los perjuicios del 2020. El año pasado fue una prueba que ha preparado a la hostelería para el contexto del nuevo año. Es momento de aprovechar las nuevas  ventanas de oportunidad y continuar con la misma resiliencia que ha caracterizado al sector en los momentos más difíciles.

Compartir