Koro Santos, profesora de Servicio de Sala y Sumillería del Basque Culinary Center

Koro Santos profesora del Basque Culinary Center

¿Qué hace una licenciada en Psicología como usted inmiscuida en el mundo de la hostelería,? Y más en concreto, ¿en el servicio en sala y la sumillería?

Tenía estudios previos como Técnica en Hostelería, pero tenía interés en acceder a una formación superior. Y Psicología complementa muy bien la labor del trabajo frente al cliente, tanto interno como externo.

¿De dónde viene su pasión por la sumillería?

En mi experiencia laboral me tocó hacerme cargo de la definición de la oferta de bebidas en un hotel, y a partir de ese momento me empezó a interesar la enología. Es fácil engancharse porque en el vino hay poesía, hay ciencia, hay un amplio panorama donde siempre hay algo nuevo que aprender.

Con su dilatada experiencia en el mundo de la sumillería y el enomarketing, ¿en qué lugar se encuentra España en este aspecto? ¿Qué cosas quedan todavía por aprender o mejorar?

España es un país con muchas posibilidades, pero debe creer más en ellas. Y sobre todo tiene que reivindicar lo genuino, y lo tradicional, y adaptarlo a los nuevos tiempos. Hay un gran futuro para los elaboradores y consumidores, porque este mundo está en constante evolución.

Es importante promover el interés entre los consumidores, cuando uno conoce el producto lo aprecia mejor.

El BCC ha lanzado para este año una nueva edición del Máster en Sumillería y Enomarketing…

El BCC pondrá en marcha en enero la sexta edición del Máster en Sumilleria y Enomarketing. Nuestro objetivo es formar profesionales con una gran proyección en diferentes ámbitos de aplicación del vino. La sumillería coge fuerza cada año, se valora mucho a los profesionales y es un trabajo apasionante, pero también el conocimiento para saber comercializar el vino es un área muy relevante para el mercado, y las empresas saben que deben buscar profesionales bien formados.

Para nuestros Bartalents que quieran especializarse un poco más en este campo, el de la sumillería, ¿qué consejo podrías darles? ¿Cuál es esa lección que has grabado a fuego durante todos estos años?

El vino y otros productos que forman parte del trabajo creativo en los bares y cafeterías deben cuidarse, y su conocimiento ayuda a dar prestigio al sector. Asímismo, el consumidor actual está más informado y busca un profesional que pueda orientarte, aconsejarle y sorprenderle en su oferta. En España, cada rincón tiene su bebida tradicional. Los bartenders son las personas que pueden ayudar a cambiar la imagen que tenemos de un producto, por eso es prioritario que nunca dejen de aprender y que sepan transmitir los valores del buen vino.

Compartir
Posts Relacionados


Enlace

Quiero ser Sommelier

Poder dedicarse a lo que uno quiere es cumplir un sueño, por ello es necesario formarse tanto como haga falta. A veces tenemos muy claro a lo que nos queremos dedicar profesionalmente, pero otras no tanto. Y conforme vamos avanzando laboralmente, descubrimos nuevas posibilidades relacionadas con nuestro sector que nos gustan tanto que decidimos embarcarnos … Continuado

Quiero ser Sommelier
Enlace

¿Qué es y cuáles son las funciones de un sommelier o sumiller? Conoce todo sobre esta figura

Aunque no todos los restaurantes cuentan con esta figura, desde hace siglos contamos con la presencia de los sumilleres en las salas. Descubre con Bartalent Lab qué es un sommelier o sumiller, así como sus principales funciones en el local. El sumiller es el experto en el maridaje. Es decir, la persona que más conoce los vinos y licores … Continuado

¿Qué es y cuáles son las funciones de un sommelier o sumiller? Conoce todo sobre esta figura
Enlace

Protocolo de sala, ¡a cuchillazos!

Lo sabemos, es un cubierto más, sí. Una herramienta básica para ti, que eres una excelencia del aperitivo. Pero que es un arma blanca, también debes tenerlo en cuenta. Conocer la multitud de clases de cuchillos y sus usos te ayudará en varios sentidos: 1 – El uso de un mal cuchillo implica casi impepinablemente … Continuado

Protocolo de sala, ¡a cuchillazos!