¿Cómo llevar tres platos en una mano?

tres-platos

Es sorprendente ver como un buen camarero sirve sus mesas. La destreza, diligencia, rapidez y eficacia con la que se mueven resulta realmente fascinante. Por eso os explicamos cómo llevar tres platos en una mano. Y para que os quede aún más claro, tenéis un video con el paso a paso. ¡Seguro que os ayuda!

La habilidad es algo que todo camarero debe tener de forma innata. Pero la práctica, las ganas de aprender y la experiencia conseguirán que las jornadas de trabajo sean mucho menos agotadoras.

El trabajo en un local de restauración puede resultar muy cansado. Son muchos los clientes que acuden y a los que hay que servir. Son muchos los viajes que deben darse de la cocina a las mesas, a la barra… Por ese motivo, es fundamental saber aprovechar cada ida y vuelta para llevar todo lo necesario.

¿Sabes cómo llevar varios platos a la vez, sin usar una bandeja? Pues adelante, ¡sigue leyendo!, te vamos a explicar cómo llevar tres platos en una mano.

Paso 1

El primer paso es coger el primer plato y colocarlo encima de la palma de la mano, con los cuatro dedos por debajo extendidos y un poco separados entre sí. El dedo índice debe quedar justo en medio, para que pueda soportar el peso y asegurar la estabilidad. Deberemos poner el dedo pulgar en el borde del plato, por la parte superior, ejerciendo un poco de fuerza y asegurando que quede bien sujeto. Es importante recordar que, el dedo pulgar, solo debe estar en el borde para no dejar huellas.

Paso 2

Una vez asegurado el primer plato, es el momento de colocar el segundo. Existen dos formas diferentes de poder hacerlo:

  • Una manera es al estilo mariposa. Consiste en poner el segundo plato apoyado encima del dedo pulgar y el primer plato. Así pues, quedará reposando encima de la muñeca, descansando por un lado sobre el pulgar y por el otro apoyado levemente sobre el plato de debajo.
  • La otra manera de poder hacerlo es en forma de escalera. Es decir, se saca el dedo meñique por encima del primer plato y se coloca el segundo encima. Así, queda sujeto por el dedo pulgar y el dedo meñique. De este modo, los platos no hacen contacto el uno con el otro.
Paso 3

Con los dos platos anteriores bien colocados y sujetos, es el momento de poner el tercero. Para ello, solo hay que doblar un poco el brazo, acercándolo al cuerpo. Y colocar el último plato encima del antebrazo. Este debe estar en contacto con el segundo plato, evitando así que pueda moverse y caer de su posición.

Como hemos dicho, la experiencia hará que todo resulte mucho más cómodo y sencillo. Y ahora que ya sabéis cómo hacerlo os lo mostramos en un video, para que os resulte más fácil.

Si eres zurdo, no te preocupes, te dejamos un video, para que sepas cómo hacerlo, colgado en Youtube.

Compartir