¡Domina la técnica del flambeado con estos 8 tips!

cómo flambear

El flambeado (o flameado) es una técnica de cocina fascinante y un espectáculo para los comensales. Pero para profesionales de cocina y de sala exige además gran preparación y práctica.

Por otra parte, la maestría de esta técnica culinaria consiste en practicarla cocinando el alimento y sin quemarlo. Para empezar a dominar esta curiosa técnica, te damos 8 tips infalibles para flamear de un modo fácil y seguro. ¡Empecemos!

¿Para qué se utiliza el flambeado?

El flambeado se utiliza cocinar alimentos e intensificar sus sabores. Otorga un sabor muy curioso y, desde luego, distinto al que se consigue, por ejemplo, friendo el ingrediente principal.

La técnica consiste en rociar los alimentos con una bebida alcohólica de alta graduación y, acto seguido, prenderle fuego. Al quemarse, el alcohol va evaporándose.

Los alimentos más comunes para flambear son las carnes de vacuno y algunos postres. Quizás hayas pedido alguna vez el famoso plátano flambeado o los crêpes flambeados a la naranja. Platos que despiertan mucha curiosidad en las cartas de postres.

Como decíamos anteriormente, es necesario seguir una serie de pautas que explicamos a continuación para flamear correctamente.

1.   La seguridad es lo primero

Evidentemente, al encender el alcohol que le hemos añadido a nuestra receta, se prenderá una llama. Lo primero que has de hacer es tener en mente que salvaguardar tu seguridad y de todos los presentes alrededor o cercanos al plato. El fuego no es ninguna broma, de modo que es necesario tomar precauciones muy estrictas para prevenir riesgos laborales en cocina y sala.

Enrolla las mangas de tu camisa, aleja cualquier tela o material inflamable de la preparación. Si tienes el pelo largo, recógelo para garantizar que ves bien apartándolo de tu cara.

2.   Apaga la campana extractora

Si vas a flambear algo en los fogones de la cocina, la campana extractora ha de ser apagada. En una cocina se preparan muchos platos y puede haber grasa acumulada en la campana que se prenda. Por ello, si no la apagamos, la llama puede subir e incluso generar un incendio.

3.   Despeja la zona de materiales que no vayas a usar

Asegúrate de despejar la zona de acción. Todo lo que tengas cerca, en el momento de flambear, ha de ser lo estrictamente necesario. El resto, recógelo o apártalo para que puedas trabajar correctamente y sin riesgos.

Cuantos menos elementos haya cerca, menos riesgo habrá de que algo se prenda en fuego.

flambeado
Postre de plátano flambeado

4.   Ten siempre cerca una tapa

Asegúrate de tener una tapa de metal que se ajuste perfectamente a la sartén con la que estás trabajando. Y tenla preparada y a mano por si la necesitas. Si el fuego se descontrola podrás utilizarla para cubrirla. Si le quitas el oxígeno por completo, se apagará.

5.   Elige bien el licor con el que vayas a flambear

Utilizar el alcohol adecuado para cada plato es fundamental. Cada tipo de alcohol realza más un alimento que otro, así que investiga cuál es el idóneo para cada preparación. Además, es imprescindible que tengan como mínimo 40 grados. Ya que un alcohol de menor graduación no prenderá.

6.   Calienta el licor antes de echarlo

Calentar el alcohol un poco antes de verterlo sobre el plato ayudará a que se prenda más fácilmente. Si está demasiado frío no se encenderá bien y, por tanto, no se producirá el efecto deseado.

Puedes añadirlo directamente en la sartén y dejarlo unos segundos para que tome temperatura. O bien calentarlo en un recipiente a parte en el microondas y añadirlo cuando ya haya tomado temperatura.

7.   Usa un soplete o un encendedor

Como la llama se enciende muy rápidamente, cuanto mayor distancia puedas ganar con respecto al plato, mejor. De modo que evita las cerillas, y todavía más las cortas. Su mecanismo, además, es más complicado que el simple gatillo de encendedores y sopletes, que además son más seguros para las manos del chef o camarero.

8.   Mantén una postura erguida y segura

A veces acercamos la cara instintivamente al punto de atención, pero desde luego en este caso es una acción a evitar. Con una postura recta, estarás protegiendo tu cara y cuerpo a una distancia prudente del fuego.

La técnica del flambeado requiere práctica e instinto, pero con estos 8 consejos, tendrás una guía para proceder de la manera más segura y ordenada.

Compartir