¿Cómo planear un menú del día rentable para tu restaurante?

Menú del día

¿Por dónde empezar a plantear nuestro menú del día?

Crear el menú del día es uno de los principales retos para los restaurantes. No todos los restaurantes cuentan con menú del día, pero suele resultar una opción muy popular para la mayoría de la clientela. Una selección de platos que de lunes a viernes y a la hora de comer tienen precios reducidos. Los precios de un menú del día suelen ser muy rentables, pero ¿lo son también para los hosteleros?.
Para que combine rentabilidad y satisfacción, son varios los factores que hay que tener en cuenta en el planteamiento de un menú del día. ¡Que no cunda el pánico! A continuación, te explicamos los requisitos que debes tener en cuenta para que todo salga a pedir de boca. ¡Coge papel y toma nota!

¿Qué época del año es?

Para poder crear un menú del día, un buen punto de partida es la estación en la que nos encontramos. No importa si es verano, primavera, otoño o invierno, todas las estaciones ofrecen oportunidades. Aprovecha los productos de temporada para que te resulte más rentable y los productos, más frescos.
Además, generalmente la clientela demanda productos según la época del año. Rara vez el público demanda cocido en verano o ensaladilla rusa en invierno. Una carta también es una lista de sugerencias con la que satisfacer esa demanda.
Recuerda que lo casero siempre es bienvenido, así que utiliza los productos de temporada para cocinar platos e incluso para hacer los más deliciosos postres. Como opción, las frutas de temporada pueden ser muy buenas y económicas aliadas.

Ofrece variedad… pero con cautela

Cuantos más platos ofrezcas en tu menú del día, más trabajo en cocina y más variedad de materia prima deberás comprar. Además, el cliente busca variedad, pero no tanta como para perderse en ella. Así que organiza bien tu menú y evita las mermas. Lo ideal es ofrecer tres primeros y tres segundos. Así, los comensales tendrán variedad donde elegir, pero el tiempo de elección será más corto que si ofreciéramos diez, por ejemplo. La cocina se puede organizar sobre todo en torno a esos seis platos y la provisión de ingredientes será más sencilla.

Software para Gestión de Restaurante

El escandallo en el menú del día

Este paso es fundamental para rentabilizar la carta de tu restaurante. Primero, debes calcular el coste total que supone llevar a cabo cada plato del menú. Una vez lo sepas, calcula el margen bruto que conseguirás con el precio del menú.
Si el margen es demasiado pequeño o inexistente, es una mala opción incluirlo. Un menú del día tiene un precio cerrado, así que no vale la pena basarlo en los platos más caros de nuestra carta.

Céntrate en tu público

¿Qué es lo que más piden tus clientes? ¿Cuál es tu plato estrella? ¿Qué tipo de clientes suelen venir a comer a tu local?
Un buen hostelero, propietario, jefe de sala o camarero, conoce a su público. A medio día y entre semana, no tiene la misma clientela una cafetería-restaurante de un polígono industrial que un restaurante del centro de la ciudad. Ni un mesón pequeño y rural en verano que una restaurante cosmopolita y gourmet en otoño. Si sabes qué perfil visita tu local, intenta pensar en las opciones que más gustarán.

Sencillo y nutritivo

Los menús del día suelen ser la rutina de los trabajadores. Pretenden sustituir un menú que comerían en casa. Así que es preferible que sean sanos y ligeros, para evitar que la modorra ataque después de comer. Ofrece un menú variado en el que los nutrientes sean los protagonistas, pero no dejen sensación de pesadez. Además, cuanto más casero sea el plato mejor. Lentejas estofadas, verduras a la parrilla, carne en salsa… delicioso y económico.

La comunicación del menú del día es clave

Lo que no se comunica, no existe. Asegúrate de poner el menú del día en una pizarra o similar que se lea fácilmente desde todos los puntos de la sala. Muchos restaurantes muestran una pizarra similar afuera del restaurante para captar la atención de los viandantes. También es conveniente hacer una versión en papel para entregar con nuestra carta de restaurante común. Y que los camareros aprendan de memoria las opciones del menú del día y las comenten a los comensales para dejar clara esa posibilidad.

Si tienes en cuenta todos estos consejos, plantear tu menú del día será más fácil. Es una opción muy popular en nuestro país, así que tenla en cuenta si aún no la ofertas. Puede ser una oportunidad para conseguir beneficios, conseguir nuevos clientes e incluso fidelizar clientela.

 

Compartir