5 ideas para atraer clientes nuevos a tu restaurante

Los clientes son nuestra razón de ser. Sin ellos, sería imposible mantener nuestro local. Así que nuestra prioridad es mantener a los que ya tenemos y conseguir que vengan más.

Los consumidores hemos cambiado, la forma de consumir ya no es la misma que hace unos años. Ya no interesa, únicamente, que la comida esté buena y las instalaciones estén correctas. Ahora cuando los consumidores acuden a un restaurante buscan vivir una experiencia. Emocionarse y disfrutar de cada detalle, de la calidad, de las instalaciones, del trato…Así como sorprenderse con las presentaciones o los sabores de los platos.

Como restaurante hay que tenerlo todo en cuenta, mejorar cada punto y transmitir, de forma correcta, la importancia que tienen, cada uno de los clientes, para nosotros. Captar clientes nuevos, como bien sabemos, no es una tarea sencilla, pero existen muchas formas que nos ayudarán a conseguirlo. A continuación, vamos a darte una serie de trucos para facilitarte la tarea.

1. Boca a boca

Captar clientes nuevos es un objetivo a conseguir, pero en el camino no puedes olvidarte de los clientes que ya tienes. Estos son fieles a ti, hablan bien de tu restaurante. Y, además, te traen a sus amigos y conocidos. Así que debes seguir mimándoles, cuidándoles y haciendo que se sientan a gusto en tu local. Recordar su nombre o qué toman normalmente aumentará su grado de satisfacción. Además, deben ser los primeros en enterarse de todas las promociones o actividades que vayas a llevar a cabo porque, sin lugar a dudas, serán tu mejor publicidad.

2. Utiliza las Redes Sociales

A través de las redes sociales podrás llegar a más gente, por lo que se multiplican las oportunidades de captar nuevos clientes. Así que es el canal perfecto para poder llevar a cabo las estrategias online que creas necesarias. Es importante usarlas con cabeza. Es decir, publicar contenido una vez al día, interactuar con los usuarios con frecuencia, intentar resolver sus dudas, enseñar fotos reales de tus platos…

Además, utilizando las Redes Sociales podrás conseguir una comunicación más fluida con los seguidores de tus cuentas y es una buena forma de crear eventos e implicar a todos los usuarios.

3. La Web

Es fundamental tener una web propia y, a poder ser, un blog, donde todos los usuarios encuentren la máxima información posible sobre tu restaurante.

Los clientes buscan por Internet el lugar al que acudirán a comer. Así que si amplías tu información con fotos, la carta y el menú del día los clientes podrán decidirse mejor a venir a probar tus servicios. Es importante mantener tu web actualizada, con la ubicación, teléfono, email, y todos los datos de contacto, correctos. Pero no hay que sobrecargarla. El cliente que no conoce tu local, quiere saber qué y cómo lo haces. Incluye fotografías, de buena calidad, de tus platos, explica qué haces, a qué te dedicas, cómo lo haces…

Además, si te creas un perfil en aplicaciones de reservas, de gastronomía locales o de take away, conseguirás llegar a otros clientes. Ya que te encontrarán desde otras plataformas.

4. Ofrece servicios extras y gratuitos

Hoy en día, vivir sin móvil parece algo imposible. Así que ofrece a tus clientes servicios únicos y especiales, que marquen la diferencia con el resto de restaurantes: wifi gratuito, espacio para cargas de batería… Será un plus que tus clientes comentarán y llamará la atención de otros posibles clientes.

5. Aprovecha las oportunidades

En fechas especiales, a los clientes les gusta ir a comer o cenar fuera; Navidades, Fin de Año, Carnavales, cenas de empresa… Asegúrate de que sepan que, en tu local, podrán llevar a cabo sus celebraciones y comunícalo a través de tus redes sociales o web. Crea menús, espectáculos y todo lo que consideres necesario para llamar la atención. Es una oportunidad magnífica para que traigan a gente nueva a tu restaurante.

Son muchas las estrategias que puedes llevar a cabo para conseguir que tu restaurante tenga mucha más visibilidad y así poder captar a más clientes nuevos. Pero es importante recordar que, hagas lo que hagas, debe ser de forma pensada y sensata, manteniendo siempre la esencia de tu restaurante.

Compartir