7 Tipos de lechuga: propiedades y beneficios

Tipos de lechuga

De tersas y verdes hojas, la lechuga es una hortaliza indispensable en nuestras cocinas y, aunque no lo sepas, hay distintos tipos de lechuga. Es habitual en dietas paleo y detox, en las dietas veganas, crudiveganas o flexivegetarianas; en las de bajo índice glucémico… Y, así, casi hasta el infinito. La lechuga es la reina de la mayoría de las ensaladas por su versatilidad. Desde ensaladas con frutas a las más clásicas.

Tras haber hablado de los tipos de patatas, los tipos de tomate y otros alimentos, vamos a ver a continuación los beneficios y variedades de lechugas que consumimos.

Propiedades de la lechuga

La lechuga es un tipo de alimento rico en betacaroteno, pectina, fibra, lactucina y una gran variedad de vitaminas, como A, E, C, B1, B2 y B3. También posee calcio, magnesio, potasio y sodio. Asimismo, es una verdura alcalinizante, refrescante, remineralizante y sedativa. Y, por si no lo sabías, es ideal para la gripe y para los resfriados, ya que fortalece las vías respiratorias, además de un buen desodorante natural. Como lo oyes.

La lechuga ayuda a eliminar los malos olores tanto de pies como de axilas. Con esto te queremos decir que el mismo alimento puede ser utilizado también como desodorante. ¿Cómo? Prepárate un zumo de lechuga, mételo en el frigorífico y, cuando salgas de la ducha, aplícalo en las zonas que desees. Adiós a los desodorantes de tienda.

La lechuga, aunque pueda parecer sorprendente, tiene propiedades similares a una crema calmante. Es posible usarla para tratar una quemadura leve. Basta con meterla en agua hirviendo, dejar enfriar el agua de la cocción y aplicarla con una gasa sobre la zona afectada.

¿Cuántos tipos de lechuga conoces?

  • Lechuga iceberg

Su forma es redonda y sus hojas muy prietas, con forma de repollo. Es muy apreciada, fundamentalmente, por su textura crujiente y su sabor suave y acuoso. Suele ser uno de los tipos de lechuga más usada para la preparación de sándwiches, hamburguesas y, por supuesto, para las ensaladas.

  • Lechuga escarola

Existen dos tipos de lechuga escarola: la rizada y la francesa. Ambas tienen un sabor picante y ligeramente amargo. La escarola no es estrictamente lechuga y es muy habitual en las dietas de adelgazamiento porque retiene menos líquidos que la lechuga. Su época de mayor esplendor es el invierno.

  • Lechuga romana

También llamada lechuga española u oreja de burro. Es una lechuga alargada, cuyo aspecto más característico son sus hojas, que se agrupan de forma poco apretada alrededor de un tronco ancho. Esta lechuga es la típica y más económica en nuestro país. Podemos encontrarla todo el año y es la variedad más nutritiva de todas. Una opción perfecta para una cena vegetariana ligera

  • Lechuga hoja de roble

Es reconocible por sus hojas onduladas y sus tonalidades, que van del verde al morado. Aporta un bonito colorido y un sabor ligeramente dulzón, además de una textura suave y crujiente. Perfecta para combinar con otras variedades y con aliños ligeros. Su mejor momento es el final de la primavera y el verano.

  • Lechuga lollo rosso

Esta lechuga de origen italiano presenta un llamativo e intenso color rojo y unas hojas muy rizadas. Su sabor es ligeramente amargo y resulta ideal para todos aquellos que tengan digestiones lentas y pesadas, ya que es una opción vegetariana y ligera. La mejor época para consumirla son los meses posteriores al verano y una opción ideal para tus cenas de otoño

  • Lechuga trocadero

Perteneciente a la variedad de lechuga mantecosa, también es conocida como lechuga francesa. Es apreciada por sus hojas tiernas y su delicado sabor, y, en las ensaladas, combina de maravilla con los aderezos ligeros. La temporada óptima de consumo de esta lechuga es la primavera.

  • Lechuga italiana

Conocida también como achicoria roja o lechuga radicchio, sus hojas son de color rojo y su sabor, un tanto amargo. Este tipo también es muy valorado por sus propiedades digestivas. Se cultiva a lo largo de todo el año, aunque la primavera y el otoño son consideradas las mejores estaciones para consumirla.

Después de los diversos efectos positivos que acabamos de ver, dirígete a tu mercado de abastos favorito, busca estos 10 tipos de lechuga que te recomendamos a continuación y ¡quédate más fresco que una idem!

Compartir