Frutas de temporada para recetas de ensalada

¿Qué frutas podemos incorporar a nuestras recetas de ensaladas?

La ensalada, ese emblema de la cocina mediterránea, admite (casi) todos los ingredientes que se te pasen por la imaginación. Entre ellos, cómo no, las frutas: una opción ideal para meterle un chute extra de vitaminas y sabor. Aquí van algunas ideas.

No tienes más que escribir en Google “ensaladas con frutas” para darte cuenta de que hay tropecientos resultados al respecto. Pero muchos, muchos, muchísimos. Lo cual quiere decir que es un recurso gastro que gusta bastante por aquí. Y ¿por qué? Pues, básicamente, porque es uno de los estandartes de nuestra deseada dieta mediterránea y porque las posibles combinaciones de frutas y hortalizas es infinita. Pero no solo eso. Las ensaladas son también una opción rica y rápida para salir del paso -por no hablar del sinfín de recetas vegetarianas que te permiten hacer- – y siempre son, además, una elección  ligera y súper sana.

Es cierto que hay frutas que se pueden usar todo el año para aderezar este clásico de la cocina mediterránea, como es el caso de la manzana, que funciona sea cual sea la época en que estemos. Pero lo suyo es que, en función de la estación, tires de unas frutas u otras. Y es que los productos de temporada son siempre la mejor opción, no sólo por la calidad, sino también porque es el momento en el que mejor están de precio. Todo ventajas.

Ensalada de sandía de temporada

En primavera-verano, las frutas aportan principalmente un apetecible punto refrescante, así como un extra de agua, que, con los calores habituales de esta época, no viene nada mal para hidratar el organismo. Algunas de las principales frutas de la temporada estival que pueden servirte para tus ensaladas son: fresa, melón, nectarina, melocotón, pera, sandía, frambuesa, albaricoque… Y si ya le añades a la mezcla una vinagreta fresquita, hecha con alguna de ellas, el plato te saldrá redondo.

Receta de ensalada con granada

En otoño-invierno, por su parte, lo que pide el cuerpo es algo más bien calentito, ¿no? Piensa que siempre puedes jugar a hacer alguna receta en versión templada con estos vegetales. Es decir, una ensalada tibia que se consigue fundamentalmente con un aliño cálido, que puede consistir en un aceite pasado por la sartén, mezclando ingredientes que aporten sabor, como trocitos de jamón o bacon. Además, no olvides que siempre es posible incorporar también otros ingredientes contundentes, como legumbres, arroz, marisco, etc. Las mejores opciones frutales para tus recetas en los meses más fríos son: naranja, mandarina, kiwi, plátano, piña, granada, chirimoya, pomelo, pera… ¿Con cuál de ellas te apetece empezar?

Compartir
2038
Valorar contenido: ¿Te ha sido útil?
  • 4.8/5
  • 231 ratings
231 ratingsX
¡Muy malo! Malo Hmmm Pasable ¡Interesante!
0% 0.4% 3.9% 13.4% 82.3%
No hay posts relacionados