diferentes tipos de hielo

5 tipos de hielo para coctelería

El hielo es una de las bases de la mixología. Aunque no esté presente en todo cóctel, es importante conocer los tipos de hielo que hay para sacarle todo el partido. ¿Quieres saber más? A continuación te contamos varios de sus secretos.

El secreto de un buen cóctel reside en el uso de los elementos adecuados para cada uno de ellos. No basta con juntar los ingredientes que lo componen y mezclarlos, sino en conocer con profundidad esos ingredientes, sus variedades y sus combinaciones para el mejor resultado. Prepararlos con destreza y servirlos con mimo es el toque final para que el cliente pueda disfrutar de la explosión de sabores que inundarán sus papilas gustativas.

Es el caso del hielo y de los diferentes tipos que se pueden utilizar. Según el que se escoja, aportará una textura u otra, que podría llegar a arruinar o enriquecer el cóctel que se ha servido. Además, es un elemento clave entre las últimas tendencias en mixología. Por ello, vamos a explicarte todo lo que necesitas sobre el hielo, así que ¡disfruta de la lectura!

La importancia del hielo en los cócteles

Es importante tener en cuenta la calidad de los ingredientes que se utilizarán para hacer los cócteles. Sin embargo, bajo ningún concepto se puede pasar por alto un ingrediente indispensable de todos ellos: el hielo. Sirve para mucho más que enfriar una bebida y, al mismo tiempo es primordial que no transmita ningún tipo de sabor. Su finalidad es también ayudar a mezclar el resto de ingredientes en la coctelera. Diluir los azúcares, los zumos y las melazas y conseguir así una mezcla homogénea. En caso de que el cóctel que se esté creando lleve cremas, natas o huevos, también facilita la formación de la espuma y la cremosidad. Además, con el frío que aporta disminuye la percepción del alcohol, por lo que la bebida es mucho más suave al paladar.

¿Cómo reconocer su calidad?

Utilizar un hielo de buena calidad es importante para conseguir el cóctel perfecto. Para ello, su proceso de elaboración es fundamental y debe estar hecho con agua mineral, ya que es la única que no tiene ningún sabor.

Para determinar si el hielo del que disponemos nos aportará la calidad deseada, debemos evaluar su color; contra más transparente y cristalino, mejor es la calidad del agua utilizada. Además, debe ser macizo, para que se vaya deshaciendo lentamente y no estropee nuestro cóctel.

Tipos de hielo según el estilo del cóctel

Existen cinco tipos de hielo diferentes para usar en coctelería y que, según su forma, otorgarán una capacidad u otra de conservar la temperatura.

Cubitos de hielo

Este tipo es el más conocido y utilizado. Es el preferido para acompañar tanto a bebidas largas como cortas, como por ejemplo el gin tonic. Su principal característica es que son trozos macizos que alargan la temperatura idónea del cóctel. Es un tipo de hielo muy generalizado y fácil de elaborar.

 

Hielo fizz

Es también un tipo de hielo macizo, aunque más pequeño y se utiliza más específicamente en la coctelería. Dan la sensación de enfriar más rápidamente, dado que su tamaño es más pequeño y se dispersan con más homogeneidad en la bebida. Es el preferido para hacer cócteles dulces tropicales, como el mojito, por ejemplo.

 

 

Hielo frappé

O más conocido en castellano como hielo picado. Enfría muy rápidamente y se deshace con más facilidad, factor importante a tener en cuenta. Además, aporta un toque muy estético al combinado. Es el tipo de hielo ideal para hacer combinados cortos o cócteles estilo frozen.

 

 

Hielo granizo

También conocido como el hielo Cobbler. Es el que se utiliza para todo tipo de cócteles que no necesitan removerse, ya que se añade al fondo de la copa. Es muy consistente y transparente, por lo que adquiere un peso estético muy importante, ya que potencia el reflejo de lo luz y los colores. Su uso es muy frecuente en cócteles que tienen lima, grosella…

 

 

Hielo en esferas

Su forma es completamente redonda y es de los últimos tipos que se han empezado a usar en mixología. Su principal objetivo es conseguir el equilibrio perfecto para enfriar los cócteles. Además de la originalidad estética que aporta a nuestra presentación.

 

 

 

Recuerda lo necesario que es el tipo de hielo que vas a utilizar en cada uno de los cócteles que prepares. Tanto como ingrediente como elemento estético de las bebidas. El hielo es también una buena base sobre la experimentar con sabores y texturas. Como has podido ver, tiene un montón de posibilidades que nuestros clientes sabrán apreciar.