Irene-Cañadas-Basque-Culinary-Center

Irene Cañadas, profesora de Servicio y Atención al Cliente del Basque Culinary Center: “Hay que tener curiosidad por lo que están haciendo en otros países”

Publicado el: 8 de Octubre, 2018

¿Qué siente al ser profesora de Servicio y Atención al Cliente en el BBC?

Como una oportunidad de seguir formándome y aprendiendo de los profesores, de las diferentes culturas de los alumnos. Las nuevas generaciones tienen mucho que aportar y nosotros buscamos transmitir una visión innovadora de la sala.

Si tuviera que decir 3, ¿cuáles son los fallos que no podría permitirse un camarero a la hora de servir o atender a un cliente?

La prepotencia o falta de empatía, la falta de higiene y la ausencia de interés de mejorar o actualizarse en la profesión.

Y ahora al contrario. ¿Qué es indispensable?

La empatía, la iniciativa y el interés por aprender.

¿De qué forma llegó a estar involucrada en la hostelería? ¿Casualidad o vocación?

Si, siempre me ha gustado el contacto con el cliente, desde joven empecé trabajando en la hostelería y me di cuenta de que la parte que más me gustaba o en la que podía aportar más era en la sala. Cada persona es un mundo y encontrar la clave para conseguir que tenga una velada increíble, eso es una gran satisfacción personal.

 La sala y a la atención al cliente ha evolucionado mucho con el paso del tiempo. ¿Cuál será el siguiente paso?

Es lógico, que tenemos que ir evolucionando y ser consecuentes con las generaciones que vienen, pienso que la digitalización en la sala ya ha llegado y ahora sin olvidarnos de las personas podemos sorprender y divertir al comensal ofreciéndole nuevas experiencias, por ejemplo; robots, mesas que desprenden aromas, sala con croma para crear ambientes especiales…

Como profesora, ¿cómo vienen las nuevas generaciones de cocineros y camareros? ¿Crees que se encuentran más preparados?

Veo que la información está más al alcance y no hay tantas etiquetas, ahora el camarero interactúa mucho más con el cocinero y este sale más a la sala, hablan más con el cliente y puede tener un feedback mucho más directo y cercano.

¿Qué consejo podrías daría a nuestros Bartalents que están leyendo esta entrevista y se preparan para ser camareros o siguen formándose?

La formación es imprescindible, el poder conocer experiencias en otros establecimientos y ampliar su conocimiento en el mundo de la sala.