El tardeo, la nueva oportunidad para combatir el horario reducido en el sector hostelero

tardeo

Las limitaciones horarias y de aforo que afectan al sector de la hostelería a causa del riesgo de rebrotes de coronavirus; han provocado el asentamiento de momentos de consumo alternativos durante el día. Es necesario buscar fórmulas para atraer igualmente a los clientes y así  intentar paliar  el golpe económico que los bares, restaurantes y locales nocturnos están atravesando debido al contexto actual. Hay hosteleros que están capitalizando esta nueva realidad ofreciendo alternativas para que los consumidores puedan seguir socializando en entornos que ofrecen seguridad.

¿Cómo? A veces, las mejores soluciones están más cerca de lo que pensamos. Este es el caso del tardeo. Este concepto, que se ha popularizado en los últimos años puede ser muy rentable para los locales relacionados con el ocio nocturno y para casi todos los que forman parte del sector hostelero. La jornada diurna también tiene multitud de ventajas. Así que si cierran la noche, abramos la tarde.

Pero vamos a ver: ¿Qué es el tardeo?

El tardeo es un concepto popular que consiste en tomar algo por la tarde, como su propio nombre indica. Es decir, a partir de las 18:00 más o menos. Por “tomar algo” normalmente se entiende que el producto estrella de esta franja horaria son las bebidas; pero, ya que es una franja que suele alargarse, la comida también acaba ocupando un lugar. Su nombre es, de hecho, el resultado de la suma de las palabras “tarde” y “tapeo”.

El tardeo está de moda, pero hace ya mucho tiempo que existe. Y es una de las actividades clásicas del verano, sobre todo en terrazas para disfrutarlo al aire libre. Lo que pasa es que en las circunstancias actuales se ha revalorizado más que nunca.

¿Por qué el tardeo está de moda?

Como decíamos, el tardeo no ha surgido en los últimos meses, sino que ya se ha asentado en los últimos años. Los hábitos de consumo han ido cambiando hacia un mayor uso de las horas diurnas en el ocio y la socialización. Y una de las razones principales de su popularización es que, saliendo por la tarde, se puede aprovechar mejor la mañana del día siguiente. Es decir, la actividad comienza por la tarde y acaba por la noche, pero termina a una hora prudente. Por eso, aunque cada vez es más común que el tardeo se extienda a distintas franjas de edad, sobre todo es usual en clientes de entre 30 y 50 años.

Entre las limitaciones horarias impuestas por riesgo de rebrotes y el auge de las terrazas de verano, el tardeo se ha convertido en una de las grandes oportunidades para la hostelería. Si la fiesta no se puede alargar por la noche, siempre podemos anticiparla. He aquí la clave del éxito.

tardeo verano

Consejos para ofrecer el mejor tardeo en tu local

Son muchos los locales de ocio nocturno que han empezado a adaptarse, en buena medida  a través del tardeo, a la nueva realidad provocada por las condiciones sanitarias actuales. Abren terrazas y, gracias a ello, mantienen la actividad. Ahora bien, ¿cuáles son las claves del tardeo para ofrecer a nuestra clientela la mejor experiencia?

1. Una buena carta de bebidas

El tardeo tiene su propia progresión. Suele empezar con bebidas ligeras como los refrescos con aperitivos. Y una nueva alternativa a explorar que encaja a la perfección en este momento es la ½ copa (la mitad de alcohol que en una copa normal + refresco + twsit para aromatiza). Suele acabar con coctelería y copas bien preparadas, dado que la motivación de consumo de tus clientes no es tanto beber en cantidad sino disfrutar alrededor del consumo. Lo que te permitirá incrementar el ticket medio, para compensar la pérdida de volumen. Asegúrate de que tu carta de bebidas es lo suficientemente amplia como para cubrir todas las fases.

2. Tapas antes que platos individuales

El tardeo es, ante todo, una actividad muy social. Y la comida también tiene un papel importante, así que lo ideal es contar con una buena oferta de tapas para compartir y de tapas individuales, teniendo en cuenta las restricciones sanitarias de la nueva normalidad. Aprovecha también para plantear ofertas asequibles de comida+bebida.

3. El espacio es parte de la experiencia

La experiencia gastronómica no está completa sin un entorno cómodo y original para los clientes. Estamos en verano y el emplazamiento preferido de la clientela es la terraza pero puedes sacarle partido al tardeo en tu negocio aunque no la tengas, si lo organizas bien. Dependiendo de las temperaturas, incluso los sitios al aire libre se pueden volver demasiado calurosos por la tarde,  así que tanto si dispones de una terraza como si no, cuida mucho la sala de tu local para recibir a los clientes con una decoración cómoda y una temperatura agradable. Mesas amplias con que cumpla la distancia de seguridad y entre los comensales, aseos revisados, limpiar las mesas entre clientes… Las medidas de higiene estrictas se han convertido en una obligación que permitirá que abras; y evitará un rebrote que te puede llevar al nuevo cierre del establecimiento. 

4. Acústica apacible

Aunque el tardeo pueda ser una alternativa para aquellos locales de ocio nocturno que cuentan con licencia para abrir durante el día, su naturaleza es distinta. Normalmente lo que buscan los clientes es un ambiente agradable en el que poder sentarse a disfrutar de algo fresquito y charlar con sus amistades. De modo que la acústica (tanto dentro como fuera del local) ha de ser tranquila. Si hay música, asegúrate de que no esté muy alta para permitir a tus clientes hablar sin levantar la voz.

5. Comunica tu oferta

Uno de los grandes aprendizajes de los últimos años, y que se ha asentado con la crisis del Covid-19, es que la comunicación online de cada negocio es indispensable para llegar a los clientes. El tardeo, como oferta atractiva para tus clientes, ha de constar entre los reclamos de tu local. Postea en redes sociales las ventajas del tardeo en tu negocio y también en tus plataformas para SEO local. ¡Usa todos tus canales online!

¿A quién no le gusta tomar algo en buena compañía a media tarde? ¿Acaso no es prácticamente una tradición en verano? Llenar terrazas y salas con el tardeo, puede suplir en parte las limitaciones horarias nocturnas. Los clientes quieren seguir disfrutando de la hostelería, aunque sea en unas franjas horarias distintas.

Compartir