La temperatura ideal de tu restaurante según la época del año

temperatura ideal restaurante

Conseguir que los comensales vivan una experiencia más que agradable en nuestro restaurante es el objetivo de cualquier local de hostelería. Por ello, debemos tener en cuenta y controlar todo lo que esté en nuestra mano. La comida, las instalaciones, el servicio, la atención al cliente y, por supuesto, la temperatura de nuestro local. ¡Sigue leyendo!

Si el cliente no se siente a gusto en nuestro restaurante porque tiene frío o calor, su experiencia no será muy positiva. Y es probable que no vuelva o no nos recomiende a sus conocidos. Por eso es muy importante cuidar hasta el último detalle.

¿Sabes cómo conseguir la temperatura ideal para tu restaurante tanto si es verano o invierno? Nosotros te lo contamos, así que… ¡toma nota!

 

El caluroso verano

Cuando las temperaturas suben y el sol aprieta, parece que todos tenemos más ganas de salir a la calle. Tomar unas cervecitas, tapear en nuestro restaurante favorito y, en definitiva, socializar más que durante el resto del año. Es por eso, que todo local debe estar preparado para hacer frente al intenso calor y ofrecer una comodidad y confort a los comensales.

En verano, para conseguirlo, es necesario el uso del aire acondicionado. Pero la colocación de los mismos y la temperatura a la que los pongamos, es lo que facilitará que los clientes no tengan ni frío ni calor.

Antes de instalarlo, deberías pedir ayuda a un especialista. Él te calculará la carga térmica que debe tener tu aparato de aire acondicionado en relación al espacio del que dispones. Hay otros factores que tener en cuenta a la hora de escogerlo. Por ejemplo, el número de ventanas, las máquinas de las que dispongas, la orientación del sol o la cantidad media de personas que suelen comer en tu sala.

Pero, además, la recomendación para mantener una temperatura ideal en tu restaurante está entre los 21 y los 23 grados. Consiguiendo así que los comensales no tengan sensaciones térmicas desagradables y puedan disfrutar del resto de servicios que les ofreces. Tendemos a abusar del aire acondicionado cuando la temperatura exterior es muy alta. Sin embargo, esto crea un contraste que puede llegar a ser muy desagradable para nuestros clientes.

temperatura ideal local

 

El frío invierno

Con el invierno pasa todo lo contrario. El frío hace que la gente quiera permanecer en casa y sea mucho más reacia a ir a comer o cenar a los restaurantes. Ahora bien, cuando nos decidimos a salir, queremos ir a un local en el que nos sintamos a gusto. Es decir, en el que disfrutemos de todo lo que se nos ofrece y en el que el frío quede relegado, únicamente, a la calle. El gasto en calefacción, por lo tanto, se dispara. Así que hay que tomar medidas para que nuestros clientes se sientan cómodos, pero no nos arruinemos en el intento.

Algunas de las medidas que se pueden llevar a cabo para ahorrar en energía son, por ejemplo, conseguir un correcto aislamiento y una buena ventilación en la sala. Hay que asegurarse de que tanto puertas como ventanas estén correctamente instaladas y mantengan el calor adecuadamente. Además, la instalación de un termostato ayudará a que cuando la temperatura suba, no se siga consumiendo ni calentando más la sala. Evitamos así, también, que se pase del frío al calor.

La recomendación para mantener una temperatura ideal en tu restaurante durante los fríos meses de invierno, es mantener que la calefacción no supere los 21 grados. Regulándola en el caso de que la sala se llene y bajándola hasta los 19 grados.

Tanto el consumo de aire acondicionado como el de calefacción, puede resultar ser un serio impacto en nuestras facturas y en el medio ambiente. Llevando a cabo una serie de acciones, podemos conseguir que esto no suceda. Así que es una oportunidad fantástica para tomar las riendas y decidir cómo evitarlo. En la asociación Hostelería #porelclima, encontrarás muchas más propuestas para llevar a cabo de forma fácil, rápida y económica.

 

 

 

Compartir