5 formas de ahorrar energía en tu local

Ahorrar energía es fundamental para nuestro local y para la protección de nuestro medio ambiente. Si conseguimos reducir nuestro consumo energético, estaremos avanzando, a pasos agigantados, hacia un consumo responsable y una reducción de los gastos de nuestras facturas.

A continuación, vamos a explicarte 5 formas de ahorrar energía para conseguirlo de un modo fácil, útil y responsable. ¡Sigue leyendo porque este artículo te interesa!

La instalación eléctrica

El primer paso para conseguir ahorrar energía es revisar debidamente la instalación eléctrica. Si está en mal estado, el consumo de luz se disparará. Además, te arriesgas a que haya una mala conexión y, por lo tanto, posibles incendios. Así que es imprescindible revisar la instalación eléctrica y cambiar todos aquellos elementos que no estén en perfectas condiciones.

Las energías renovables

El uso de energías renovables es, sin lugar a dudas, un paso necesario para el ahorro de energía. Así como para ayudar a mejorar la sostenibilidad, la conservación y la protección del medio ambiente.

Las energías renovables producen energía con cero emisiones de CO2 y, aunque se consuman, no se agotan, puesto que se renuevan ilimitadamente de forma natural. Para poder utilizarlas existen dos formas de hacerlo. O bien generando la energía directamente con la instalación de paneles solares fotovoltaicos o mini generadores eólicos. O bien contratando los suministros de electricidad a través de compañías o cooperativas que la generen desde orígenes renovables. Además, sus precios suelen ser más económicos o similares a las que no las utilizan, por lo que no supondrán ningún aumento en el pago de las facturas. Para saber cómo hacerlo, la Comunidad #porelclima lo explica en detalle.

El sol, un gran aliado

Aprovechar la iluminación natural es otro factor clave para poder fomentar el ahorro de energía. Instalar, en la medida de lo posible, grandes ventanales o bloques translúcidos en el techo para aprovechar la luz del día ayudará a reducir los costes. Además, hará que los clientes se sientan mucho más relajados y a gusto en nuestro local.

La iluminación LED

El gasto de instalación inicial, al incluir bombillas o focos de tecnología LED, puede resultar un poco más costoso. Pero a la larga resulta ser una inversión mucho más beneficiosa y económica. Ya que las bombillas LED duran 50.000 horas, cosa que hace que se tengan que cambiar con una menor frecuencia. Así que abarata su precio y produce menos desechos.

Electrodomésticos de alta eficiencia

Utilizar electrodomésticos antiguos u obsoletos, puede resultar realmente costoso, ya que consumen muchísima más energía y necesitan un mantenimiento constante. Renovarlos con equipos de alta eficiencia facilitará el ahorro de energía, de tiempo y de calidad. Puesto que los avances en tecnología han conseguido que, en la hostelería, los aparatos eléctricos hayan mejorado mucho.

Si se llevan a cabo estos consejos, el coste de la factura de la luz se reducirá considerablemente, consiguiendo así que los beneficios de nuestro local aumenten.

Compartir