Aprender idiomas: un must para cualquier profesional de la hostelería

aprender idiomas para hostelería

Aprender idiomas es importante en casi cualquier trabajo actualmente. Oficios donde hace quince o diez años no era necesario comunicarse en otros idiomas, ahora es una clara ventaja. La globalización económica, la movilidad de los trabajadores, el turismo gastronómico… Todo ello convierte en una prioridad el dominio de otras lenguas para casi toda profesión de atención al cliente. Sin embargo, en el sector de la hostelería se ha convertido en fundamental.

Ya no se trata solo de que aprender inglés para camareros y demás personal de sala sea beneficioso. Sino que se empiezan a exigir también otras lenguas. A continuación, te explicamos por qué es tan importante conocer otras lenguas en hostelería, y cuáles son los idiomas más demandados en la restauración. ¡Encendamos fogones!

¿Por qué es necesario hablar otros idiomas en hostelería?

Sí, sabemos que el inglés es muy demandado en ofertas de trabajo. Pero vamos a centrarnos en algunos datos de interés para ver las razones de esta necesidad.

Solo en nuestro país, se calcula que la hostelería y el turismo suponen cerca del 7,2% del PIB. El turismo sigue creciendo y, más concretamente, el turismo gastronómico. Esto consiste en visitar lugares nuevos y desconocidos para degustar la gastronomía típica del lugar.

Esta solidez del turismo en nuestro país, repercute también en sectores relacionados. Las escuelas de hostelería y turismo refuerzan cada vez más el aprendizaje de idiomas en sus temarios.

Por lo tanto, es prioritario que el servicio de nuestro sector disponga de soltura a la hora de comunicarse con los clientes. Mejorando, así, la experiencia de los comensales y ofreciendo una atención al cliente de calidad. Se considera de gran valor que el turista que viene a visitar nuestras instalaciones pueda comunicarse en su propio idioma y, por supuesto, ser entendido y atendido en el mismo.

aprender otras lenguas

Además, contar con un personal que disponga de soltura en diversos idiomas, fomenta la presencia del negocio en otros países. Cuando el cliente visite el establecimiento y se sienta cómodo y bien atendido, recomendará el lugar a sus conocidos en su lugar de origen. Por tanto, si éstos se deciden a visitar nuestro país, no dudarán en acudir.

Debida a esta nueva necesidad de comunicación, casi el 100% de las ofertas del sector incluyen como necesario el dominio de otras lenguas. Así se puede observar en todos los portales de búsqueda de empleo, donde, además, no se exige solo el dominio de una, sino que, en muchos casos, hasta dos o tres.

Mentir sobre el nivel de inglés en el CV: un craso error

Se dice mucho aquello de “todo el mundo miente en el currículum”. Pero cuando se trata de idiomas, también podríamos decir que se coge antes a un mentiroso que a un cojo. Si exageramos nuestra fluidez en un idioma, el engaño quedará patente en el mismo momento en el que debamos comunicarnos con un cliente en esa lengua. Mucha gente con un nivel básico de inglés, por ejemplo, tiende a aumentar sus capacidades asegurando que son capaces de mantener conversaciones fluidas. El dominio de un idioma no consiste únicamente en conocer el vocabulario básico de éste. El cliente muy probablemente solicitará recomendaciones, expondrá dudas… En definitiva, tendrá que ser atendido correctamente, con fluidez y buena pronunciación.

Así que, el mayor consejo que podemos ofrecer es que no mientas en el currículum o la entrevista inicial. Si existe una falta de conocimientos, lo mejor es formarse adecuadamente.

La demanda ya no solo se limita al inglés

El inglés es el idioma vehicular en muchos países y en el turismo en general. Se estudia en casi todos los países durante la escuela, de modo que cualquier turista espera poder comunicarse en inglés durante su viaje.

En España, además, el país que más nos visita es el Reino Unido. Por ello, el inglés se convierte en imprescindible para los empleados del sector, y aún más durante el verano. Aun así, no solo los británicos nos visitan. En hostelería, cada vez se demanda más saber también francés y alemán como requisito. En España hemos ido más lentos en el aprendizaje de inglés con respecto a otros países. Según superamos esa barrera, el conocimiento de otros idiomas se convierte en un factor diferenciador y muy positivo en nuestro currículum. En oficios relacionados con el turismo, el inglés te abrirá las puertas, pero el conocimiento de otra lengua como el francés o el alemán te puede adentrar en el mundo laboral.

Los requisitos para trabajar en hostelería van evolucionando y cambiando. Como siempre, formarse, mantener la mente abierta y despierta la curiosidad son las claves.

Compartir