Cómo prevenir el anisakis: consejos para evitarlo en nuestro pescado

cómo prevenir el anisakis

Anisakis: un parásito común en el pescado

El anisakis es un parásito propio de los peces. Persiste en el pescado crudo o tratado y cocinado de manera incorrecta. España es uno de los países del mundo donde más se detectan infestaciones de anisakis. Si no se llevan a cabo una serie de prevenciones, las personas pueden ingerirlo en nuestros platos. Las consecuencias más comunes son vómitos, dolores gastrointestinales (anisakiasis) y alergias.

Según la OCU, casi un 36% del pescado que consumimos en nuestro país está infestado con este parásito. ¿Sabes cómo debes tratar el pescado para evitarlo? ¿Qué medidas debes tomar?

En este artículo te explicamos las medidas principales para evitar a este parásito o erradicarlo si es necesario.

Limpiar a fondo las vísceras del pescado

El anisakis se encuentra principalmente en las vísceras y la zona abdominal de los pescados. Cuando el pescado está vivo, el parásito se mueve libremente y es fácil de detectar. Pero, cuando muere, el anisakis se enrolla hasta formar un “quiste”, y se pasa a los músculos del animal. Por ello, es completamente imprescindible limpiarlo todo a fondo para evitar que, al consumirlo, el parásito persista.

Al comprar el pescado fresco, lo primero que debe hacerse es limpiarlo. Por mucho que después vayamos a congelarlo, la limpieza es el primer paso a tomar. Por ejemplo, el pescado ultracongelado en alta mar no está infectado con el anisakis. Lo primero que hacen los pescadores al capturarlo es eliminar las vísceras de todas las piezas.

anisakis en el pescado

Congelar correctamente el pescado

Existen muchas leyendas sobre cómo prevenir el anisakis al congelarlo. Si no se hace correctamente, el parásito sigue con vida y provoca la infección.

48 horas de congelación ya no son suficientes, según los expertos, para matar el anisakis. Se han producido nuevos casos de intoxicación al consumir pescados infestados que habían sido congelados durante este plazo de tiempo.

Para poder acabar con el anisakis y sus larvas, es aconsejable mantener el pescado en el congelador según la temperatura de éste. Si está por debajo de los -20º, 5 días serán suficientes para matar al parásito y sus larvas. Pero si nuestro congelador sólo alcanza los -18º, es necesario mantener el pescado un mínimo de 7 días.

Seguir las normativas de higiene para pescado

Otro factor imprescindible para prevenir el anisakis es seguir con las normativas de higiene. Éstas facilitan que la calidad del pescado sea óptima para el consumo. Hay una serie de medidas que puedes aplicar para asegurar la higiene del pescado.

  • No compres pescado que vaya en cajas que contengan agua o hielo.
  • Asegúrate de que el pescado tenga buen color y buen olor.
  • Si es fresco, pide que te quiten las vísceras en cuanto lo compres.
  • Si vas a adquirir pescados ahumados, marinados, escabechados, salados o en vinagre, asegúrate de que han sido debidamente congelados previamente. Ni la sal ni el vinagre matan al anisakis ni sus larvas, así que recuerda congelarlo previamente.
  • Todo el pescado que se vaya a consumir debe estar cocinado correctamente. A una temperatura que alcance los 60º C y, por lo menos, durante un tiempo mínimo de 10 minutos. Asegúrate de que no esté crudo y que la carne se desprenda con facilidad de las espinas.
  • El marisco, por norma general, no está afectado por este parásito. Pero en el caso de los crustáceos, los tiempos de cocción deben ser los correctos para poder prevenir el anisakis.

Recuerda que es completamente imprescindible que lleves a cabo todos estos consejos para prevenir el anisakis en los pescados a consumir. La ingesta de este parásito no tiene tratamiento y los efectos que causa son desagradables y severos. Así que, toma las precauciones necesarias y asegura que en tu establecimiento esté libre de él.

Compartir