Bar tienda: ¡aprovecha el concepto gourmet de moda ante las restricciones!

bar tienda
La pandemia mundial del coronavirus ha provocado cambios elementales en la forma de entender nuestros bares y restaurantes. El sector de la hostelería, uno de los más castigados por las duras restricciones de movilidad, se ha esforzado en la búsqueda de alternativas para poder seguir generando actividad económica.  La situación nos invita a replantear las funcionalidades y espacios de nuestros establecimientos en todo momento; y a sacar provecho de nuestras posibilidades. La sala, antes protagonista de la mayoría de los locales, ha tenido que sufrir redistribuciones. Y los negocios han tenido que reforzar terrazas y delivery Ha habido un modelo de negocio en hostelería que, aunque ya venía popularizándose desde hace unos años, ha cobrado nueva fuerza por sus posibilidades ante las restricciones. Estamos hablando de los bares-tienda En este artículo te contamos las posibilidades que plantea este modelo de negocio basado normalmente en los productos gourmet. El bar tienda es un concepto muy de moda. Puede ayudar a explorar otras líneas de negocio y a afianzar la imagen de marca de un establecimiento.

¿Qué es un bar tienda?

Como su propio nombre indica, el bar-tienda combina negocio de hostelería y comercio. Es decir, dedica una parte del establecimiento a la sala y la barra donde atender a los clientes sentados; y dedica otra parte a una tienda donde comprar productos alimenticios. Normalmente esa tienda es un mostrador con productos gourmet que en muchas ocasiones pueden encontrarse también en la carta del restaurante. De ese modo, los clientes pueden realizar compras además de pedidos. Quizás les han encantado los aperitivos o quesos que han probado en el menú, y pueden comprar una porción para llevársela a casa allí mismo. Lo más común es que los productos que se pongan a la venta tengan algún tipo de valor añadido. Es decir, no tiene demasiado sentido que se ofrezcan según qué productos que los clientes ya pueden encontrar, por ejemplo, en un supermercado a un precio muy competitivo. El bar tienda suele ser una oportunidad para la gastronomía selecta: gastronomías del mundo, productos tradicionales y de proximidad, conservas, etc. Es un canal en el que los locales pueden vender, en lugar de preparar, los productos más característicos de su negocio. Incluyendo además bebidas frías y cómodamente transportables. La ventaja para el cliente es que puede disfrutar en su propia casa de una degustación de esos productos sin tener que esperar turno en la sala. Puede elegir tranquilamente qué se quiere llevar desde el mostrador, donde suelen estar expuestas la gastronomía y las bebidas. 

¿Por qué se ha puesto de moda como concepto gourmet?

Los productos gourmet han alcanzado una popularidad enorme. El consumidor actual valora  más que hace unos años la calidad de los productos. Y además aprecia que los productos sean especiales de algún modo: de proximidad, ecológicos, artesanales, de importación…  A esto le sumamos el valor del dinamismo dentro de los establecimientos. A los restaurantes tradicionales, se han unido modelos de negocio más versátiles, como los mercados gastronómicos. Si hay mercados que se han convertido en una congregaciones de restaurantes, ¿por qué no va a haber restaurantes que se conviertan, al menos parcialmente, en un pequeño mercado? Todo suma en pos de la buena gastronomía. Sea para disfrutar dentro del propio local o en otro lugar.

Ventajas del bar tienda ante las restricciones: ecommerce y delivery

Como decíamos antes, ante las circunstancias que vivimos, de momento la sala no puede recobrar todo el protagonismo que tenía. La experiencia gastronómica ha de encontrar otras vías para llegar a los clientes. La hostelería está encontrando grandes beneficios en el delivery. Pero, además, el bar tienda no deja de ser un comercio. Esto significa que existe la posibilidad de incluso crear un eCommerce (comercio electrónico) con el que ofertar estos productos gourmet online y poder entregarlos en los domicilios de los clientes. La diferencia con el delivery sería que los productos de la tienda generalmente no necesitan una preparación previa. Si un cliente quiere disfrutar de gastronomía selecta, puede hacer su pedido online y recibir en su casa todos los ingredientes de su local preferido. Sin duda, una manera de reinventar el contacto y relación con la clientela. Y de extender la imagen de los productos tan característicos de tu restaurante.

Una solución de presente y de futuro

El bar tienda, como hemos visto, representa una solución interesante para incrementar las ventas en estos tiempos de restricciones de movilidad.  Pero es que además, el bar tienda también puede convertirse en una opción que tenga continuidad, en nuestro local, después de la pandemia. Aporta al negocio una imagen de apuesta por los productos de calidad y originales. Parece evidente que la situación sanitaria actual ha provocado cambios profundos en los hábitos de los consumidores. Esta es otra oportunidad para adaptarse a esos cambios.
Compartir