La digitalización de la nueva hostelería española

El sector de la hostelería, que ha sido uno de los más castigados por la propagación de la pandemia mundial del coronavirus, está afrontando este contexto difícil y cargado de incertezas con mucho esfuerzo, creatividad y capacidad de resiliencia. 

La crisis económica derivada de la emergencia sanitaria ha propiciado, entre otras consecuencias, que el entorno digital tome una importancia fundamental en los hábitos de consumo de la población. Es por esta razón que muchas empresas del sector han iniciado o bien han reforzado su presencia digital durante estas semanas

En este artículo reflexionaremos sobre las oportunidades que ofrece el proceso de digitalización en el campo concreto de la hostelería. Además, ahora más que nunca, se hace necesario pensar y repensar algunas dinámicas e intentar sacar provecho de la situación que forzosamente vivimos.   

Cuando la digitalización es una oportunidad para la hostelería

Gracias a las múltiples herramientas digitales existentes, estos días podemos mantenernos conectados, a pesar de las restricciones de movilidad. Esta realidad, que concierne, en muchos casos, en el ámbito personal y familiar, también es muy útil desde el punto de vista empresarial. 

Las visitas a Internet, y la actividad en las redes sociales, se ha disparado durante el confinamiento. Es ésta, pues, una ocasión para reforzar la presencia digital y la comunicación, tanto interna como externa, de la empresa.

El entorno digital, un aliado de la hostelería para las ventas en estos días de confinamiento

En la hostelería, la digitalización de algunos servicios, por ejemplo, mediante la compra de productos en línea, que después son enviados al domicilio de los clientes, puede ser también una forma de reducir las pérdidas. Así, pues, el entorno digital también puede convertirse en un aliado para salvar unas cuantas ventas mientras el cierre de los establecimientos se mantiene. 

Además, la digitalización es, sin duda, una apuesta de futuro. Los cambios de hábitos de los consumidores en tiempos del coronavirus tendrán consecuencias en el perfil de comprador del futuro. En esta línea, pueden ser interesantes iniciativas como la compra on line, o la instauración de una dinámica de precios inteligentes, que varían en función de la hora en que se realiza el pedido, así como de la situación del servicio.

Fomentar la comunicación interna con los equipos de trabajo

La actividad económica de las empresas del sector de la hostelería se ha parado total o parcialmente, desde la propagación del coronavirus. Ante esta situación, y sin saber todavía cuando se podrá reabrir con normalidad, es importante también cuidar de los empleados. No hay que olvidar nunca que detrás de los éxitos de cualquier empresa hay siempre personas con nombre y apellidos y realidades particulares. 

Atender a sus dudas, sus preocupaciones e incluso sus oportunidades formativas es crucial. Demostrarles que pensamos en ellos, y en su futuro, nos ayudará a fortalecer los vínculos emocionales del empleado con la empresa. Para ello, se pueden utilizar distintos canales de comunicación, como por ejemplo, videollamadas o un grupo de WhatsApp. 

El sentimiento de pertenencia a un colectivo está muy ligado a la condición humana, y es un factor a considerar en el rendimiento de los trabajadores de una compañía. Hagamos que los trabajadores se sientan parte de la empresa, y que sientan los valores de nuestra marca como los propios.

No pierdas el contacto con tus clientes

Del mismo modo, las herramientas digitales nos permiten mantener el contacto con nuestros clientes. Ya que los necesitaremos, cuando todo vuelva a una cierta normalidad comercial, es positivo ofrecerles información y, sobre todo, preguntarles cómo están, preocuparse por su estado. Este mensaje se puede difundir en redes sociales, pero también se puede personalizar, si se dispone, por ejemplo, de una base de datos actualizada y adaptada.  Lo importante es que, si ven que la empresa se acuerda de ellos, seguramente ellos también se acuerden de nosotros cuando todo pase.

Hay que estar preparados para volver con más fuerza

Las estrategias relacionadas con la digitalización permiten que las empresas vinculadas a la hostelería afronten este contexto con más garantías e incluso puedan generar algunos ingresos. Pero, por si no fuera suficiente, también son útiles para volver a la actividad normal con más fuerza, cuando sea posible. Apostar por la digitalización es, pues, en síntesis, apostar por un presente menos traumático y un futuro esperanzador.

Compartir