Potencia la comunicación con tus empleados

El cierre de negocios imposibilita la continuidad de la rutina y la asistencia al trabajo. A pesar de ello esta situación puede servir también para discernir con mayor nitidez las prioridades y reforzar, en las empresas, aquello que es fundamental. 

Así sucede con la comunicación interna, a veces no suficientemente valorada. Es cierto que en los últimos tiempos ya se ha ido consolidando, poco a poco, como un medio útil para que los empleados se sientan parte de la compañía y, en consecuencia, se mejore la productividad. No obstante, en una coyuntura como la actual, se evidencian, todavía más, su transcendencia y su papel estratégico. 

Los tiempos del coronavirus son, sin duda, una ocasión para potenciar la comunicación con tus empleados. Transmitir una sensación de mayor tranquilidad, informar de aquellas noticias importantes relacionadas con la actualidad de la empresa y demostrarles, en definitiva, que la empresa está preparada para gestionar esta crisis sobrevenida, es una forma extraordinaria de unir lazos con el empleado.

Responde a las preocupaciones de los empleados

Son tiempos difíciles, y el empleado también lo sabe. Por este motivo es primordial, en primer lugar, crear algún tipo de estructura que permita canalizar sus preocupaciones, como, por ejemplo, un gabinete de crisis con representantes de la compañía. Que nadie se confunda: no se trata de algo superfluo (otra estructura más), sino más bien todo lo contrario. La información es poder, y en estos momentos saber identificar posibles malestares o problemas internos a tiempo nos ofrece una mayor capacidad de reacción. 

Seguidamente, es aconsejable también crear canales de información directa con los empleados, en los que se transmitan informaciones de interés de una forma breve y clara, que facilite la comprensión y la transparencia. Además, es preferible que estos canales permitan la interacción, es decir, que los empleados puedan participar y plantear sus dudas o preocupaciones. De este modo, sentirán que tienen voz y que son escuchados en la empresa. Por último, hay que considerar el hecho de que quizás alguno de nuestros empleados no dispone de canales telemáticos. 

Comparte recursos disponibles como consejos, formaciones y cursos

Cuando hablamos de ofrecer a los empleados información de interés también nos referimos, por ejemplo, a compartir artículos con consejos para poder afrontar la situación actual. Hay que demostrar, en síntesis, que la empresa sigue al pie del cañón, a pesar de los efectos del parón económico, y, sobre todo, que piensa en sus empleados. Y hay muchas formas de fortalecer esta idea clave. 

En esta línea, se pueden anunciar cursos o formaciones en línea del sector que puedan ser de utilidad para los empleados, así como ayudas que, por su condición actual, puedan pedir a las administraciones públicas. 

El coronavirus, una oportunidad para reforzar los valores de marca

Es la hora de reafirmar los valores de la marca. Si bien es muy posible que la actividad económica, en las últimas semanas, se haya visto parcial o totalmente afectada, la marca no se debe parar nunca. De hecho, es en este tipo de situaciones de crisis, en las que puede salir más reforzada. ¡Aprovechémoslo! 

Hay que tener, también en este tema, una visión estratégica, bien meditada. En la comunicación interna, es esencial difundir aquellos mensajes que muestren cuáles son los valores y la forma de contribuir a la sociedad de la empresa. En esta misión, puede ser interesante también tener localizados aquellos empleados más alineados con el espíritu de la compañía, para que sean ellos también portadores y transmisores de esta forma de entender la empresa. 

Pensar en la comunicación con el empleado es pensar en la empresa

A veces nos olvidamos de lo esencial: detrás de cualquier empresa, están las personas. Cuidar de los empleados es cuidar del futuro de la empresa, porque implica garantizar las mejores condiciones para trabajar por un fin que es compartido. En esta línea, se ha demostrado que el sentido de pertenencia condiciona mucho la productividad de una compañía. Aprovechemos esta crisis sanitaria para fomentarlo. 

Sí, ya lo sabemos. En estas semanas hay muchas cosas que no están en nuestras manos. Ésta sí que lo está, y nos ayudará a enfocar los escenarios futuros con una mayor capacidad de adaptación y éxito.

Compartir