De la flor del azafrán se extrae este valioso condimento gourmet

Repaso a 5 de los productos gourmet más caros del mundo

No sabemos si lo conoces, pero en El Tintero, un chiringuito malagueño, ofrecen su pescaíto frito a gritos para que los clientes pujen por él y sea la mejor oferta la que se quede con el plato. En la gastronomía, en general, las reglas del juego también las marcan la oferta y la demanda… Por eso, hoy vamos a ver cuánto pueden llegar a costar algunos de los productos gourmet más apreciados y caros del mundo.

 

No sabemos si en tu restaurante tendrás o no la posibilidad de ofrecer alguno de estos productos. Lo que sí sabemos es que en el mundo de las subastas gastronómicas y, en el afán de muchos por conseguir el mejor producto del mundo, hay mucha excentricidad. Aquí te hablamos de 5 de las exquisiteces culinarias que han llegado a alcanzar los precios más desorbitados.

 

Atún rojo

Atento al dato: existen atunes rojos que pueden llegar a pesar 212 kilos. Casi nada. El empresario Kiyoshi Kimura pagó, en una ocasión, 605.000 euros por una de estas estupendas piezas, pero no ha sido la única vez. El millonario japonés, asiduo a Tsukiji, una de las mejores lonjas de Japón, llegó a desembolsar 1,2 millones de euros por un atún en el año 2013.

 

Melón yubari

Aunque cueste creer, este melón también es otro de los alimentos más caros. Lo cultiva apenas un centenar de personas en Japón y, en algunas subastas, se han llegado a pagar 1,5 millones de yenes, es decir, 12.000 euros, por unidad. Se trata de un melón con un sabor explosivo, dulce y algo picante, con carne de color oro, pulposa y fina. ¿Crees que merecerá la pena el desembolso?  

 

Azafrán

España tiene uno de los mejores azafranes del mundo, como demuestra la Denominación de Origen Protegida de Castilla-La Mancha. Es uno de los productos más caros debido a que solo nace por cultivo, a que de cada flor del azafrán se extraen solamente 3 ó 4 estigmas, y a que esta extracción se realiza a mano. Para un kilo de azafrán se requieren nada menos que unas 250.000 flores. Por ello, el kilo cuesta unos 5.000 euros.

 

Trufa

Este es uno de los productos que más juego da en lo que a precios desorbitados se refiere. La escasez de la trufa, su método de recolección y su sabor único la convierten en el diamante de la alta gastronomía. Su precio varía entre los 3.000 y los 5.000 euros por kilo. En 2013, se pagaron 90.000 euros por 950 gramos de trufa y, en 2015, la casa de subastas Sotheby´s consiguió 417.000 dólares por este tubérculo.

 

Café de civeta

Poca gente concibe el día a día sin una buena dosis de café, pero atención, porque hay cafés y cafés. El kilo de la variedad civeta cuesta entre 300 y 400 euros en España y, en Estados Unidos, puede llegar a los 700 dólares. Si tenemos en cuenta que se obtiene de los excrementos de un animal (una mezcla entre una jineta y un zorro) que, previamente, ha devorado los frutos rojos de café, quizá es para pensárselo dos veces…
Y, después de saber un poquito más sobre estas cinco carísimas delicatessen, ¿por cuál de ellas pagarías tú?

Compartir
164
Valorar contenido: ¿Te ha sido útil?
  • 4.8/5
  • 25 ratings
25 ratingsX
¡Muy malo! Malo Hmmm Pasable ¡Interesante!
0% 0% 4% 8% 88%
No hay posts relacionados