Los alimentos en conserva, conoce los secretos de tu perfecto aliado

Conservas

Los alimentos en conserva son tan cómodos y variados, tan proteicos y buenas para la salud. La comida está tan bien conservadas y ahora diseñadas y emplatadas. En lata, cristal o al vacío.

Las conservas lo hacen (conservarse) en perfecto estado, están de moda y debes saber que no sólo fueron pioneras en transportar delicatesen, sino que también tienen mucho futuro gastronómico.

Cómo se elaboran los alimentos en conserva

En primer lugar, hablaremos de los distintos procesos de conservación que existen, ya que se llama conserva al resultado de la manipulación de alimentos para ralentizar su deterioro. Este proceso consiste en evitar que crezcan levaduras y hongos junto a otros microorganismos y en retrasar la oxidación o decoloración que tiene lugar a través de distintas reacciones químicas.

Los procesos de conservación más conocidos son:

Alimentos en conserva con Secado o deshidratado

En la antigüedad se hacía de forma natural (secado al sol) y hoy es un proceso industrial que se hace por aplicación progresiva de calor o liofilización en el que se quita el agua de los alimentos para evitar que se reproduzcan bacterias.

Alimentos en conserva con Salazón

La sal deshidrata y previene los gérmenes de carnes y pescados y actúa como antiséptico.

Alimentos en conserva con Ahumado

El efecto antimicrobial del humo ha sido utilizado desde hace muchos años en diversas culturas.

Alimentos en conserva con Azúcar

Cocción, azucarado y envasado hermético son las claves de las mermeladas y el almíbar.

Alimentos en conserva con Enlatado y embotellado

Son los reyes de las conservas. Cuando uno piensa en conservas enseguida se le vienen a la cabeza pequeños pececitos azules dormidos unos encima de otros en una lata dorada. Pero antes de todo esto, se hace el vacío a los alimentos en su recipiente y se esterilizan por calor a temperaturas de entre 100 y 150 grados. Actualmente las latas se fabrican en aluminio y hojalata, aunque a lo largo de la historia han pasado por distintos momentos, incluido alguno en el que se sellaban con plomo, material altamente tóxico.

Por su versatilidad y poder de aguante, las conservas y las conserveras están desarrollando nuevas fórmulas que se adaptan a la vida de los consumidores más diversos. Desde atletas hasta solteros, pasando por familias, estudiantes, etc.

Ahora que sabes un poco más sobre cómo se conservan los alimentos, te interesará conocer cómo muchos emprendedores han visto en las conservas un negocio que no da la lata.

Compartir