Llega el pago mediante reconocimiento facial

ahorro energetico negocio

Cuando parece que ya lo hemos visto todo, siempre aparece algo nuevo que nos demuestra que sólo estamos en la punta del iceberg. Y es que, si la tecnología avanza a pasos agigantados, las mentes que la desarrollan van con muchísima más ventaja.

En la hostelería hemos sido testigos, durante los últimos años, de muchísimos avances que nos han permitido desarrollar nuestra profesión de una forma mucho más fácil y cómoda. Reservas online, gestión digital de las salas, comandas electrónicas… Y todas ellas, aunque en un principio parecieran que no iban a ser el futuro, han acabado siendo nuestro día a día.

Y ahora, llega el momento de dar un paso más con el Face to Pay, o lo que es lo mismo, con el pago mediante el reconocimiento facial. No te quedes atrás y continúa leyendo para saber en qué consiste exactamente.

“La innovación es futuro y el futuro, ya ha llegado”.

Los consumidores estamos cambiando y siempre queremos más y mejor. Ya no consiste sólo en ir y comer o beber. Ahora buscamos que nuestra cita con el restaurante sea toda una experiencia inolvidable. Comer, disfrutar y emocionarnos con los servicios, los platos y el trato. Y, para ello, la tecnología y la innovación son partes fundamentales de la ecuación. Quedarse fuera de estos avances no sólo es estar obsoleto. Sino perder la oportunidad de subirse a un barco que nos lleve hacia donde la sociedad se dirige. Y eso, a medio o largo plazo, puede suponer el cierre de nuestro local.

La misión de cualquier local destinado a la hostelería, es conseguir que el cliente salga satisfecho en todos los sentidos. Que su experiencia sea positiva. Y que recomienden a sus conocidos que acudan a vivirlo ellos mismos. Que sientan que todos y cada uno de ellos son una parte fundamental de nuestro negocio y, sobre todo, que vuelvan.

¿Qué es el pago mediante reconocimiento facial?

El pago mediante el reconocimiento facial es otra alternativa a las formas de pago hasta ahora conocidas: efectivo, cheques restaurante, tarjeta, móvil… Solo que en este caso no es un terminal de punto de venta, sino una cámara.

Y, aunque todavía se están llevando a cabo pruebas piloto en España para acabar de pulir su uso, se está empezando a implantar. Aún hay que ver la aceptación entre la clientela y valorar los beneficios que reporta al negocio. En otros países como en China, por ejemplo, ya se ha fomentado su uso y se ha empezado a extender.

¿Cómo funciona?

La innovación debe ser amigable, fácil e intuitiva, por lo que el pago mediante reconocimiento facial está intentando conjugar estos tres pilares para que el cliente se sienta cómodo utilizando el servicio.

Los usuarios de este nuevo servicio sólo deberán descargarse una aplicación en su teléfono móvil. Tomar 5 fotografías de su cara y grabar tres respuestas de voz. Estas fotografías no quedarán almacenadas en ningún sitio. Sino que la información proporcionada por las imágenes pasarán a formar parte del banco de datos con el que esté conectada la tarjeta bancaria de cada persona. Una vez realizado y confirmado todo esto, los usuarios sólo deberán acudir a sus restaurantes preferidos. Y disfrutar de todos los servicios. Y, en el momento de pasar por caja, acercarse al dispositivo electrónico instalado. En cuestión de segundos, se analizarán los rasgos de su rostro. Así como se hará una comprobación de autenticidad y se realizará el cobro del importe pendiente de pagar. Para poder otorgar una mayor seguridad al cliente, en el caso de que el sistema detectara algún error o incidencia el reconocimiento por voz corroborará, definitivamente, la autenticidad del cliente.

Esta tecnología supondrá un sinfín de ventajas. Tanto para clientes como para los propios locales, puesto que se reducirán los tiempos de espera. Y, además, los clientes podrán acudir a los restaurantes o bares sin necesidad de llevar consigo ni dinero ni tarjetas.

Compartir