¿Conoces la moda foodie del trash cooking?

La cocina de aprovechamiento de toda la vida ha vuelto a cobrar fuerza a nivel internacional como una magnífica manera de no desperdiciar nada y hacer de la gastronomía un sector más sostenible. Conoce el Trash Cooking.

Por enésima vez, volvemos a vernos con un término anglosajón entre manos que parece hacer referencia a la última moda gastronómica, a algo de lo más innovador, a lo nunca visto. Hablamos del trash cooking, cuya traducción viene a ser algo así como “cocinar con desperdicios”. Dicho de esta forma, no suena muy bien que digamos, es cierto. Aunque a lo que alude esta expresión es, en realidad, a crear recetas con algunas partes de los alimentos habitualmente consideradas menos nobles y que, por tanto, se suelen desaprovechar. También incluye restos de alimentos del día anterior o, incluso, alimentos enteros que no se utilizan en los restaurantes porque, visualmente, no tienen buen aspecto o no son bonitos, a pesar de que su sabor sea perfecto.

¿Te suena de algo todo esto? Seguro que sí. Porque esta novedosa tendencia, viene a ser más o menos lo mismo que la cocina con sobras de toda la vida. La que tanto se ha practicado en nuestro país, sobre todo en épocas de estrecheces, durante las cuales el lema bien podría haber sido: “¡Aquí no se tira nada!”

Una opción gastronómica sostenible es aprovechar los alimentos al máximo.

Pero, como ya hemos visto con algunos otros ejemplos, basta rebautizar la técnica en cuestión con un término extranjero para que, como decíamos, dicho hábito cobre fuerza renovada, se convierta en tendencia gastronómica internacional e, incluso, abran restaurantes especializados en ella. Justo lo que ha ocurrido con esto del trash cooking.. En este sentido, sí que hay que reconocer que, tras épocas históricamente muy difíciles (sobre todo, a inicios y mediados del siglo XX), el mundo en general y España en particular pasaron a vivir unos tiempos aparentemente mejores. Y esto nos llevó, entre otras cosas, a malacostumbrarnos a no aprovechar bien la comida. Sin embargo, con la llegada de la crisis y la consecuente idea de que hay que ahorrar, parece que, en general, algunos restaurantes y cocineros se han vuelto a concienciar con la cuestión y se han apuntado a esto de desarrollar su creatividad culinaria con los retales de ciertos alimentos que, habitualmente, solían acabar en la basura. Hablamos de la piel de algunas frutas, de las raspas o las cabezas del pescado o el marisco, de ciertas partes de los animales, etc. Todo ello vuelve ahora al primer plano gastronómico, gracias a técnicas de aprovechamiento que permiten no tener que desperdiciar (casi) nada.

Esta corriente no solo supone un ahorro económico, dado que la idea es aprovechar el producto al máximo, sino también un ahorro de recursos en general, lo que hace de ella una tendencia más sostenible, que, por consiguiente, te animamos a practicar -si es que aún no lo haces- para que tú también pongas tu granito de arena. No tienes más que dar rienda suelta a tu imaginación. Pero, ojo, que con este tipo de cocina no vas a hacer platos de segunda, ¡ni mucho menos! Lo mejor de todo es que con esos restos puedes idear también recetas de auténtico lujo en cuanto a sabor y calidad. ¿Necesitas más motivos para ponerte a ello?

Compartir
804
Valorar contenido: ¿Te ha sido útil?
  • 4.7/5
  • 125 ratings
125 ratingsX
¡Muy malo! Malo Hmmm Pasable ¡Interesante!
0.8% 0.8% 4% 12% 82.4%
No hay posts relacionados