copas de cóctel

Copas de cóctel que todo bartender ha de conocer

En mixología, una de las herramientas de presentación más valiosas que tenemos son los vasos y copas. Por suerte, hoy en día tenemos una gran variedad de copas de cóctel a nuestra disposición. Y además la cristalería para cócteles y combinados cada vez se vuelve más creativa. Ya no es ninguna sorpresa ver cócteles servidos en tarros de cristal o en vasos en forma de bombilla. Una muestra más de que la coctelería empuja los límites de la creatividad también en las áreas relacionadas.

Pero más allá de las innovaciones que nos trae la cristalería, hay vasos y copas clásicas que no pueden faltar en nuestra barra. Estos recipientes tienen multitud de posibilidades, y usos específicos según los combinados que se sirvan. E incluso cada modelo tiene distintas variantes. Eso sí, cualquier mixólogo sabe que un recipiente también es un elemento con el que experimentar, de modo que estos usos no son cerrados, pero sí convencionales.

En cualquier caso, vamos a repasar las copas de cóctel más importantes para que no te falte información. Una vez los conozcas todos, depende de ti la creatividad con la que los llenes. ¡Vamos allá!

Copa de balón

Esta copa de proporciones generosas es común para servir y presentar gintonics. Su capacidad permite introducir bastante hielo, que se derrite más lentamente gracias a su diseño. Al ser un recipiente ancho y con una gran apertura, permite introducir fácilmente los ingredientes, especias y botánicos del gintonic.

Copa flauta

copa flauta

Este recipiente estrecho y alto se asocia más al champagne y a espumosos que la coctelería, pero se puede aprovechar perfectamente para cócteles. De hecho, su diseño alargado permite que la burbuja se mantenga durante más tiempo. Así que nos sirve tanto para champagne como para combinados con mixers como sodas y demás burbujeantes.

copa huracán

Copa Huracán

La copa huracán es un recipiente divertido y pintoresco en el que se suelen servir, por ejemplo, piñas coladas. Tiene una gran capacidad y un diseño ondulado prácticamente llama a ser rellenada con colores llamativos y sabores dulces.

 

Copa Martinicopa martini

Probablemente la copa más emblemática de la coctelería. La palabra “cóctel” va prácticamente ligada a su imagen triangular adornada con una aceituna. No tiene mucha capacidad, entre los 115 y los 275 ml, por lo que no se suele introducir hielo en ella. Tiene un diseño muy elegante, pero más frágil que la copa de balón o la copa huracán.

copa margaritaCopa Margarita

El cóctel le dio nombre a este tipo de copa de forma ondulada y original. Su amplio borde es ideal para ser decorado con sal o azúcar. Lo más característico es su forma, aunque existen diferentes modelos según la capacidad. Desde las más pequeñas (donde no se sirve hielo), de 180 ml, a las más grandes, de 500ml.

 

Copa de champagne

Aunque su nombre parezca darle un uso muy específico, la copa de champagne es muy utilizada dentro de la mixología. Ocurre lo mismo que con la copa de Martini, que su capacidad es limitada, por lo que se suele servir la bebida sin hielos.

 

Como decíamos al principio, la creatividad juega un papel fundamental en el uso de la copa. Y cada vez hay diseños más originales y complejos: en forma de calavera, de pipa… La cristalería para nuestros combinados tampoco para de evolucionar. Pero desde luego estas seis copas de cóctel son un buen punto de partida para sentar nuestro conocimiento sobre la materia. Y saber reconocerlas y nombrarlas es más sabiduría que añadir a nuestro diccionario de mixología. Ya has visto que cada una tiene sus características. Su elección, tanto por estética como por diseño ideal según los sabores y propiedades del cóctel, depende de tu decisión.

Compartir