Tres ideas para reciclar mejor en tu local

ideas para reciclar hostelería

En los últimos años parece que, por fin estamos valorando la imperiosa necesidad de reciclar. Tanto en la sociedad como en el sector de la hostelería. Nos estamos uniendo poco a poco a esta conciencia colectiva, ya que nuestra cooperación es crucial para el medio ambiente.

Se estima que, aproximadamente, un solo restaurante puede generar más de 900 kilos de desechos semanales. Con ese dato nos podemos hacer una idea de que las cifras mensuales resultan sobrecogedoras.

Razón de peso, nunca mejor dicho, para replantearnos cómo podemos mejorar nuestro reciclaje en el local. Te facilitamos unos consejos para que te resulte mucho más sencillo organizar el reciclaje. Tres ideas para reciclar en hostelería indispensables para una gestión más ecológica de tu negocio. Así que, ¡toma nota y súbete al carro!

Traza un plan de reciclaje separando todos los residuos

Lo primero que debes hacer, como en todo, es llevar a cabo una buena planificación. Igual que planificamos la compra de materias primas o los turnos del mes, el reciclaje no es menos.

Así que crea tu propio plan de reciclaje para la correcta separación de los residuos. Y haz partícipe a todos tus empleados, ya que el proceso de reciclaje solo será viable y efectivo con su colaboración.

Un buen punto de partida son los materiales que consumimos. Metal, vidrio, plástico, papel y cartón son reciclables. Empieza por separar los residuos y organízalos por colores en diferentes contenedores.

Redistribuye la cocina para dejar espacio al reciclaje

En la cocina podemos encontrar núcleo de nuestro propio plan de reciclaje. En ella es donde más desechos se generan y a donde van también muchos de los residuos provenientes de la sala. Una vez más, la organización, esta vez espacial, es la clave.

La distribución de la cocina ha de priorizar la movilidad del equipo, la salubridad de los utensilios, la accesibilidad… Y muchas veces el espacio es limitado, pero deberíamos replantear el diseño para abrir espacio para el reciclaje. Pero si la mayoría de las cocinas domésticas lo hacen hoy en día, ¿por qué no nuestra cocina de restaurante? Los cubos pequeños que tenemos (cuyos desperdicios irán después a los contenedores), deberían también distinguirse al menos en dos categorías:

  • Orgánico. Desde las mondas de patata a los huesos de pollo. Es decir, todo desperdicio natural biodegradable.
  • Envases. Latas, bricks, envases de plástico… El famoso cubo amarillo (o al menos su intención) ha de tener también un lugar en nuestra cocina. Toda esa basura será después fácilmente almacenable en el contenedor amarillo exterior.
  • Vidrio. Botellas, tarros… El vidrio es un material reciclable ¡y también reutilizable! De hecho, puede tener hasta 25 vidas. Es por eso que es importante separarlo del resto de desperdicios para aprovechar su potencial en materia de sostenibilidad. Hay proveedores, como Coca-Cola European Partners, que recogen las botellas de vidrio vacías en los puntos horeca para enviarlas de nuevo a la embotelladora. Allí pasan por un proceso de lavado e inspección para ser rellenadas otra vez y poder consumirse de nuevo.
  • Papel. Para servilletas, papeles y cartones, también deberíamos tener un cubo específico: el contenedor azul.

reciclar en hostelería

Da a los clientes la opción de llevarse la comida sobrante a casa

Si nuestras raciones y platos son abundantes, por norma general, parte de esa comida acaba en el plato, y más tarde en la basura. En nuestros platos no solo hay comida, sino también esfuerzo y talento por parte del equipo, y dinero por parte de los clientes. Así que es una lástima que se desperdicie.

Una alternativa muy viable para reducir el desperdicio de comida es ofrecerles a los clientes la opción de que se lleven lo que ha sobrado de sus propios platos.

Así podrán comérselo en otra ocasión y nuestra gastronomía será más aprovechada.

Para estar preparados y continuar con el espíritu eco-friendly podemos adquirir recipientes desechables. Y si los recipientes son de plástico, recordar a los comensales que el plástico es un material reciclable y reutilizable.

Como ves, reciclar está al alcance de todos. Sólo hay que saber cómo hacerlo y tener la voluntad de hacerlo. Económicamente, para tu restaurante no supone un desembolso mayor de dinero. Es más, puede proporcionarte hasta beneficios. Así que, únete a la tendencia ecologista y protege nuestro medio ambiente. Todos lo agradeceremos al final del día.

 

 

 

Compartir
Posts Relacionados


Enlace

¿Qué es el reciclaje solidario?

Reciclar es algo esencial para cuidar el medio ambiente, pero no solo tiene esta función. Existe el reciclaje solidario, el cual permite ayudar a personas que lo necesitan. ¿Quieres saber cómo? ¡Te lo explicamos! Reciclar está a la orden del día y la sociedad cada vez es más consciente. Puesto que si reciclamos contribuimos a … Continuado

¿Qué es el reciclaje solidario? Leer más >
Enlace

¿Qué se necesita para abrir un restaurante ecológico?

Abrir un restaurante ecológico es otro modo de seguir conectado a la naturaleza y ayudar a preservar nuestro medio ambiente. Sin lugar a dudas, es una muy buena opción, ya que es sostenible y nos puede permitir llegar a un público más exigente. Tener un restaurante ecológico supone el mismo esfuerzo que otro tipo de … Continuado

¿Qué se necesita para abrir un restaurante ecológico? Leer más >
Enlace

Cómo aplicar conocimientos ecológicos en tu establecimiento

A lo largo de estos meses vamos a compartir contigo prácticas sostenibles para que apliques comportamientos ecológicos en todas tus áreas de trabajo. Sin Tierra no hay bar, ni barra, ni clientes, ni nada de nada. Así que seamos realistas, el primer sitio donde debes aplicar comportamientos y políticas ecológicas es tu lugar de trabajo. … Continuado

Cómo aplicar conocimientos ecológicos en tu establecimiento Leer más >