4 claves para construir la estrategia de branding de tu restaurante

branding restaurantes

El branding es el proceso de construcción de una marca. Es algo que, por lo tanto, no solamente se produce cuando un negocio empieza, sino que requiere una continuidad. Las estrategias de branding nos permiten definir y mantener el buen desarrollo de nuestro negocio no solo como establecimiento, sino como marca. El branding es fundamental para transmitir los valores corporativos de nuestro negocio, y hacerlo más memorable y fiable para los clientes.

En este artículo queremos compartir contigo 4 claves para construir la estrategia de branding de tu restaurante de una forma eficaz. En los tiempos actuales, marcados por la pandemia mundial del coronavirus, hacer marca es una manera de mantenernos vivos en las mentes de nuestros clientes. Tenemos que seguir comunicando quienes somos y ganando visibilidad para que se nos reconozca fácilmente.

¿Por qué es importante una estrategia de branding para tu negocio?

La imagen de las cosas es un factor decisorio para el consumidor. Nuestra oferta gastronómica puede ser excelente, y nuestro servicio, sublime; pero si no encontramos una manera de diferenciarnos cualitativamente de nuestra competencia, nuestro restaurante perderá singularidad y visibilidad. Al fin y al cabo, un buen branding es una forma de promoción y fidelización de clientes.

La identidad de una marca se debe trabajar en diferentes áreas, desde el diseño gráfico de un logotipo o la elección del mobiliario a la comunicación en redes sociales y medios de comunicación. En los siguientes apartados abordaremos, sintéticamente 4 pasos estratégicos para definir y mejorar el branding de tu local. 

1. Encuentra tu valor diferencial

En España hay más de 300.000 puntos horeca. ¿Qué diferencia al tuyo de los demás? ¿Por qué motivo un cliente elegiría venir a nuestro restaurante, y no a cualquier otro? ¿Qué es lo que haces mejor? ¿Qué experiencia quieres que los clientes tengan en tu local o a través de tu oferta gastronómica? Responder estas preguntas básicas para encontrar nuestro valor diferencial. Puede que sea tu original carta de cocktails, el packaging de tus platos, la decoración de tu sala, o el inconfundible estilo casero de tus platos. No solo es un valor diferencial, sino un gran atractivo de tu negocio

Es necesario estudiar este tipo de factores para poder sacarles partido. Cuando tengas claras las conclusiones de ese análisis, hay que pensar en cómo darles coherencia y transmitirlas. 

branding para restaurantes

2. Define la línea gráfica y estética de tu negocio

Todo negocio, hostelero o no, tiene una identidad visual. Una personalidad que está presente en sus instalaciones, en su equipo y en sus medios digitales. Ha de haber un trabajo gráfico detrás de todas esas áreas: desde el cartel del restaurante a la elección del uniforme. Lo ideal es que toda esa estética vaya en consonancia con el valor diferencial del negocio. Si el estilo del restaurante es rústico, su línea gráfica (desde el diseño de las cartas hasta el logo o los posts en Instagram) deberían reflejar ese mismo estilo.

El grafismo es la fachada de nuestro negocio, a veces incluso en el sentido literal. El cliente lo que percibirá nuestro cliente antes de entrar al local, al visitar nuestras redes sociales, o al consultar nuestra oferta en plataformas de delivery. 

Ofrezcamos, pues, una buena imagen, que se ajuste a nuestra filosofía como restaurante. ¿Cómo? Definiendo la línea gráfica y estética de nuestro negocio. Tipografías, colores, logos, motivos… Trabajar en una línea gráfica consistente y atractiva no es solo cosa de las grandes marcas. Hoy en día se aplica hasta al negocio más pequeño.

3. Cuida la coherencia de esa identidad visual

Ya adelantábamos en el apartado anterior a propósito de la línea gráfica que todo comunica. Definir la línea gráfica o identidad estética es primordial, pero ¿dónde se aplica? Nuestra misión es construir una identidad corporativa coherente, así que la respuesta a esa pregunta es: a todo lo que podamos. Cartas, decoración, perfiles en redes sociales… ¡Cuidado! No se trata de incrustar nuestro logo en todas partes, sino de dar un mensaje uniforme. ¿Tu valor diferencial es la calidad de tu comida tradicional española y el trato cercano y familiar del equipo? Entonces seguramente una decoración futurista y minimalista no te ayudará a transmitir ese mensaje.

4. Presencia online: una oportunidad para hacer marca.

Hoy en día, el mundo en general y nuestros clientes potenciales en particular, se pasan muchas horas navegando en sus dispositivos electrónicos. Con la pandemia del coronavirus, además, la necesidad de digitalizar nuestra comunicación se ha incrementado. El modo online no solamente nos permite tener una mayor visibilidad, sino que nos ofrece un entorno propicio para mostrar nuestros valores como marca, para que demos a conocer nuestros servicios, nuestra oferta y nuestra identidad de marca.

Todas estas acciones te ayudarán a diferenciar tu negocio, y a aumentar y fidelizar clientes. Cuidar el branding es cuidar nuestra reputación y visibilidad

Compartir