Por qué ampliar la oferta puede incrementar las ventas de tu restaurante 

ampliar oferta hostelería

Vivimos en una sociedad cambiante con gustos cada vez más heterogéneos; y por ello, conocer las preferencias de los consumidores y saberse adaptar a sus necesidades es vital para ofrecer un servicio de calidad. 

Un restaurante puede tener una ubicación estratégica e incluso disponer de personal totalmente cualificado; pero si no ofrece una oferta gastronómica adecuada a las necesidades de sus clientes o público objetivo, los dos primeros factores pasarán por alto. Y como resultado, el consumidor se decantará por otra opción. 

Además, ante una situación como la actual, en la que impulsar y reactivar la demanda de la restauración es trascendental para la supervivencia de muchos negocios; disponer de una oferta variada que se dirija a múltiples públicos es un factor todavía más importante y estratégico.

Siguiendo esta línea, la ampliación de la oferta de nuestro restaurante es un punto decisivo al que debemos prestar la máxima atención si queremos conseguir un cliente satisfecho y aumentar así las ventas. Por ello, vamos a reparar en dos puntos clave de esta estrategia: atender a nuevos perfiles de cliente para que la carta incluya un público más extenso; y, por otra parte, aprovechar modas gastronómicas como método para promocionar nuestra carta.

Adaptarse a un público heterogéneo: la nueva realidad

Los hábitos de la alimentación cambian, y las tendencias gastronómicas en los públicos también lo hacen. Hace solo unos años, pocos eran aquellos que se describían como vegetarianos o veganos. 

Esta tendencia ha crecido en gran medida en los últimos tiempos, y esto afecta inevitablemente a la hostelería. Lo cual puede ser muy positivo para un establecimiento si adapta parte de su oferta gastronómica a esta tendencia. Este hecho se puede ver claramente reflejado a través de la evolución en los buscadores de los términos relacionados con el vegetarianismo y sus derivados. Siguiendo esta línea, según Google Trends, las búsquedas en España por “vegetariano” han tenido un aumento del 100% en los últimos 10 años.

oferta vegetariana

Por consiguiente, una carta que abarque opciones veggie (aprovechando, por ejemplo, carnes vegetarianas) podrá atraer a un mayor número de clientes. Esto se puede traducir en un un mayor número de ventas, y en la fidelización de esa público.

Como estos tipos de dietas alternativas se han popularizado hace poco, aún suelen resultar un poco confusas. Como repaso, veamos las principales brevemente:

Vegetarianos

No comen carne de ningún tipo de animal. Sin embargo, sí pueden consumir leche y huevos. De estas dietas alternativas es la más extendida.

Veganos

En términos gastronómicos, es importante saber que la dieta vegana no incluye productos animales y, por lo tanto, queda exenta del consumo de carne y pescado, además de huevos, leche y sus derivados.  

Flexitarianos

Esta tendencia hace referencia a una dieta vegetariana, pero con la posibilidad de forma más puntual, de consumidor productos de origen animal, tales como carne roja, pescado o pollo. 

Crudiveganos

Este tipo de alimentación es considerada como una de las más estrictas por tratarse de un consumo de vegetales crudos. Esto significa que todo aquel que sea crudivegano se alimentará de productos 100% vegetales, pero, además, sin cocinar.

Si consumidores pertenecientes a estos estilos de alimentación llegan a un restaurante sin oferta para ellos, no tendrán más remedio que irse. Por eso es mejor flexibilizar nuestra oferta para incluir opciones sin carne. Y transmitirlo de manera clara en la carta. 

Adaptarse a modas gastronómicas: haz tu carta más atractiva

Las modas gastronómicas no son una novedad. Pero vivimos en la era de las redes sociales, y ahora mismo cuando un plato se pone de moda, tiene mucha más visibilidad que antes. Baos, poke, quinoa, tostadas de aguacate, ciertos cócteles sofisticados… Hace unos años apenas habíamos oído hablar de estas opciones, y ahora no solo las vemos en restaurantes especializados. 

Estas modas pueden ser una fuente de inspiración para ampliar nuestra carta. No obstante, incluir platos así sin tener en cuenta si concuerdan con nuestro estilo puede ser contraproducente. Es necesario hacer un análisis de las modas que mejor podemos aprovechar. Si tenemos un restaurante de comida tradicional española, quizás incluir un bol de poke en nuestro menú quede muy forzado e inconexo. Pero sí que habría que considerar ampliar, por ejemplo, la carta de bebidas para proponer un maridaje más sofisticado.

Desde luego, no es lo mismo un establecimiento especializado en tapas que un restaurante monoproducto o un chiringuito de playa. Pero siempre hay modas adaptables a la carta, incluso si son solo ingredientes en alza.

Mayor oferta sin perder tu esencia

Ampliar tu oferta gastronómica y adaptarse a un mayor público, no significa dejar atrás la naturaleza de tu restaurante. El mayor reto está en integrar los nuevos platos a tu carta tradicional y encontrar un equilibrio que permita alcanzar más clientes, transmitiendo a la vez la identidad que caracteriza tu negocio. Y por eso es importante adaptarse sin perder nunca la identidad de marca  propia.

Compartir