¿Qué es la huella de carbono y cómo calcular la de tu restaurante?

huella de carbono restaurante

La huella de carbono es un concepto que proviene de los estudios ambientales y cada vez está tomando una mayor relevancia en la sociedad. Cuando decimos sociedad, también nos referimos a sus sectores industriales, incluido el de la hostelería.

¿Por qué es un tema que está tan en boga últimamente? ¿Cómo influye en el sector de la restauración? En este artículo te explicamos, de forma clara y concisa, qué es la huella de carbono, cómo calcularla y por qué razón debemos prestar atención a este factor desde nuestro negocio.

La huella de carbono y la importancia de reducirla

La huella de carbono es un indicador que nos permite conocer la totalidad de gases de efecto invernadero que son emitidos de manera directa o indirecta por un individuo, empresa, organización, etc. Normalmente estos datos se recogen de manera más global (ciudades, regiones e incluso países); pero para poder tomar una perspectiva más individual, es necesario calcular la huella de carbono de cada agente de la sociedad.

En el caso que nos ocupa, nos interesa ofrecer las claves para calcular la huella de carbono de nuestro restaurante. Básicamente, como primer paso para que un establecimiento pueda conocer su impacto total en el clima e iniciar acciones para reducirlo.

Ahora bien, ¿por qué es tan importante que nuestros bares y restaurantes reduzcan la huella de carbono? En primer lugar, porque hacer frente al cambio climático es uno de los grandes desafíos del siglo XXI. Hay compromisos gubernamentales y globales que así lo dictan. Probablemente el mejor ejemplo sea el Acuerdo de París, el cual establece un compromiso común de 189 países (entre ellos España) para frenar el cambio climático reduciendo sus emisiones. Y, por otro lado, porque el futuro de la hostelería, con una sociedad cada vez más concienciada respecto a este tema, pasa por tener y mostrar los valores sostenibles del negocio. Ofrecer espacios y productos sostenibles a nuestros clientes es al mismo tiempo una forma de contribuir al planeta, y una oportunidad de diferenciarnos como negocio.

Consecuencias de la actividad hostelera sobre el medio ambiente

La actividad hostelera conlleva una serie de consecuencias sobre el medio ambiente y sobre la emisión de gases de efecto invernadero. Los expertos los analizan mediante tres tipos de alcances.

El primero hace referencia a las emisiones directas generadas por la actividad. Es el caso, por ejemplo, del consumo de combustible generado por el propio establecimiento (calderas de gas natural, gasoil, carbón, propano, butano, etc.). Esto incluye también el consumo de combustible en vehículos vinculados a la actividad de nuestro restaurante. En este primer nivel, también encontraríamos fugas de gases refrigerantes fluorados en equipos de climatización y/o refrigeración.

El segundo tipo de alcance aborda las emisiones indirectas generadas por el consumo eléctrico, por lo que nos obliga a identificar nuestro consumo de electricidad. Y, por último, el tercer tipo de alcance[AM2] , considera aspectos como el consumo de agua, la gestión de los residuos, el consumo de productos de servicio como servilletas de papel o vasos desechables, los servicios de limpieza o el desplazamiento de los empleados al lugar de trabajo. Este último alcance es voluntario, es decir, no tiene carácter obligatorio.

Realmente, ahora que nos hemos parado a analizarlo un poco, hay un montón de consecuencias de nuestra actividad, ¿verdad? ¡Pues pasemos a la acción!

Cómo calcular la huella de carbono de tu restaurante

Se utilizan varias metodologías para calcular la huella de carbono, pero todas coinciden en la identificación de las fuentes de emisión de  gases de efecto invernadero [AM3] y sus factores de emisión. Es decir, consta de los datos de actividad (lo que nos permite saber el nivel de la actividad generadora: por ejemplo, cuánta energía eléctrica consumimos) y el factor de emisión (la cantidad de gases de efecto invernadero emitidos por cada unidad de medida de nuestra actividad).

Sí, seguramente explicado de esta forma parece un poco complejo. Por esta razón es tan interesante la iniciativa de Hostelería #PorElClima, desde la que se ofrecen distintas calculadoras para facilitar el cálculo de varias fuentes. Así, por ejemplo, cuenta con la calculadora de huella de carbono en el consumo eléctrico. En ella se han de especificar los factores determinantes, como el consumo eléctrico en kWh y el tipo de energía contratada.

Por otra parte, en la misma plataforma tienes acceso también a la calculadora de huella de carbono en el consumo de calefacción y ACS. Para usarla, solo hay que introducir el consumo anual de combustible o, en su defecto, los metros cuadrados del local.

En definitiva, la huella de carbono es la forma de identificar las emisiones de nuestra actividad. Calcularla y tomar medidas para ser más sostenibles nos ayudará a cuidar la salud de nuestro planeta. Es por eso que iniciativas como Hostelería #PorElClima nos dan una acceso muy sencillo a procesos que hay que ir incorporando en la actividad de cualquier industria. ¡Calcular nuestra huella de carbono nunca había sido tan fácil!

Compartir