Descubre la tendencia Finger food, platos para comer con las manos que causan sensación

finger food

Gastronomía grande en bocados pequeños

La comida y la cocina son una auténtica aventura. La innovación y la creatividad forman parte de ella. Testigo de ellos son las múltiples tendencias gastronómicas que surgen y evolucionan cada año, e incluso cada día.

Algunas veces esas tendencias tienen que ver con culturas específicas, otras con sabores o ingredientes que se ponen de moda… Y otras veces tienen más que ver con la manera de comer. En esta última categoría entraría el fenómeno del finger food.

Si aún no conoces demasiado esta moda gastronómica, aquí tendrás la mejor introducción. ¡Y te daremos varias ideas para que la pongas en práctica como chef!

¿Qué entendemos por finger food?

El propio término finger food está bastante claro, ¿verdad? Viene del inglés y se traduce literalmente como “comida de dedos”; por lo que la clave está en que es comida en porciones pequeñas y que se come directamente con las manos.

Eso sí, esto no se trata únicamente de comer con las manos. No son tentempiés ni tapas ni aperitivos. Son una forma de mezclar lo gourmet con la practicidad. Adaptar platos tradicionales y rutinarios en una manera divertida de degustarlos.

El desarrollo de esta tendencia gastronómica pasa por realizar menús completos, con sus entrantes, platos principales y postres, de forma que no necesiten cubiertos para ser disfrutados. Es decir, sintetizar ingredientes en pequeñas porciones vanguardistas que consigan cautivar al comensal por su aspecto y su delicioso sabor. En un pequeño bocado deben recogerse todos los aromas, sabores y la presentación perfecta de cada receta.

finger food tendencia

Una opción perfecta para caterings

Debido a estas características, el finger food parece diseñado para disfrutar en momentos de consumo específicos en los que destaque la socialización. Dicho de otra forma, momentos en los que los comensales puedan sociabilizar en un espacio sin sentarse. Y, por lo tanto, sin dependencia de mesas, sillas, platos y cubiertos.

Precisamente por su carácter sofisticado y su practicidad, la tendencia finger food es ideal para los caterings. Ya que la diversidad de los platos, texturas, sabores y diferentes técnicas de preparación y presentación son fundamentales. Es un formato más variado que los aperitivos, más gourmet que los clásicos canapés y más elaborado que las tapas. Es perfecto para añadir distinción al capítulo gastronómico en caterings de bodas, cócteles y demás eventos sociales.

Ideas para finger food

Una de las ventajas estos platos es que no deben servirse excesivamente calientes. Por tanto, esto permite preparar todo lo que se vaya a servir con cierta antelación.

En caso de que necesites algunos ejemplos que te sirvan de inspiración para entrar el contacto con el finger food, repasemos algunos de los platos más populares.

Cremas y espumas

La preparación de cremas o espumas es una opción ligera y visualmente muy cautivadora para este formato. Como, por ejemplo, cremas de calabaza con picatostes o salmorejo en vasitos.

Bases y recipientes comestibles

Para despreocuparnos de los desechos, incluso podemos hacer el recipiente parte del propio bocado. Las bases de pan y hojaldre son perfectas para rellenos de consistencia densa.

Brochetas

También se pueden servir brochetas de marisco o verdura en tempura, así como carne en salsa o pescados marinados. El salmón teriyaki, por ejemplo, cautivará a los presentes por su espectacular aspecto, aroma y sabor.

Postres

Los dulces pueden ser un reto para preparar como finger food, ya que su consistencia suele ser poco compatible con la falta de cubiertos. Las brochetas de frutas bañadas en chocolate son un recurso muy popular, al igual que las tartaletas.

En el Finger Food es muy importante contar con una amplia diversidad de platos. Y en cada uno de ellos, para tener un éxito garantizado, hay que seguir la filosofía de los 5 sentidos. Esto quiere decir que cada una de las presentaciones que ofrezcamos deben ser disfrutables a través de la vista, el olfato, el tacto, el gusto y el oído.

Como suele decirse, los mejores regalos vienen en paquetes pequeños. Así que, ¡prepárate para triunfar con la tendencia finger food!

Compartir