Cómo conseguir una estrella Michelin

cómo conseguir estrellas michelin

Existen muchos premios y distinciones en el mundo de la gastronomía. Probablemente, el más famoso de todos ellos por historia y repercusión sean las estrellas Michelin. Muy pocos restaurantes han sido galardonados con ellas. Pero, ¿sabes qué son exactamente y cuáles son los requisitos que deben cumplirse para obtenerlas? ¡Sigue leyendo! Te explicamos a todas las curiosidades alrededor de este premio.

¿Qué son las estrellas Michelin?

Las estrellas Michelin son un reconocimiento a la excelencia gastronómica a nivel mundial. Todos los restaurantes pueden optar a ellas, pero sólo unos pocos son los que las consiguen.

Tener una estrella Michelin, puede resultar el verdadero despegue de un negocio de hostelería. Con ellas se consigue atraer a más clientela y, además, permiten elevar los precios.

Cada restaurante puede obtener de una a tres estrellas. Considerándose que con una se posee una muy buena cocina y con dos una cocina excelente por la que vale la pena desviarse de la ruta. El máximo reconocimiento son las tres estrellas, que significa que en ese restaurante hay una cocina excepcional, por la que vale la pena hacer el viaje.

Es imprescindible saber que las estrellas Michelin no se otorgan a los chefs, sino a los restaurantes. Por lo tanto, si un chef abandona la cocina, el restaurante no perderá su estrella, aunque sí será sometido a más controles. Es decir, se premia la gastronomía y servicio del local, independientemente de los cambios en la brigada de cocina.

¿Cuál es el origen de las estrellas Michelin?

En el año 1900, André Michelin creó una guía de viaje publicitaria, que regalaba a todos sus clientes con la compra de uno de sus neumáticos. En ella aparecían las recomendaciones de mecánicos, médicos y, además, incluía los mapas de las diversas ciudades. No fue hasta el año 1920 cuando decidió incluir una selección de restaurantes recomendados. Viendo la gran aceptación y la repercusión que esto otorgaba a los negocios, decidió ir más allá y distinguir los mejores lugares donde comer.

Así fue como nacieron las estrellas Michelin, que suponían una distinción especial. En 1931 se sofisticó con la clasificación de una, dos y tres estrellas, que distinguen el nivel de calidad de cada establecimiento galardonado.

¿Quién otorga las estrellas Michelin?

La responsabilidad de conceder las estrellas Michelin recae sobre los inspectores designados por la propia guía. En todo el mundo hay un total de 85 inspectores, 12 de ellos destinados en España. Estas personas son expertos en materia gastronómica, formados en diferentes escuelas de hostelería. Además, deben tener una experiencia mínima de 5 a 10 años en el sector.

Una vez son nombrados inspectores, la institución dedica seis meses a formarlos para que puedan seguir los criterios de la guía. Para ello, durante esos seis meses, acompañan a un inspector experto, con el que aprenderán de manera práctica a evaluar las categorías de confort, servicios y calidades.

Cada año, los inspectores recorren más 30.000 kilómetros y visitan más de 800 negocios hosteleros. Los inspectores son personas completamente anónimas que tienen terminantemente prohibido desvelar su identidad. Allí donde acudan, disfrutarán de los servicios como cualquier otro cliente, reservando y pagando las cuentas de igual manera. De este modo, nadie puede intentar sobornarlos ni modificar las conductas con su llegada.

cómo se consiguen las estrellas michelin

¿Cómo se consiguen las estrellas Michelin?

Las exigencias de la guía para poder otorgar una estrella Michelin son las mismas para todos los negocios. Y se basan, fundamentalmente, en la calidad de los productos utilizados y el dominio de los puntos de cocción. También se tiene en cuenta la intensidad de los sabores y la relación calidad precio. Lógicamente, otro punto indispensable es la originalidad y creatividad. Cada evaluación requiere un informe detallado de cada punto.

Además, no sólo es necesario que todo lo mencionado esté en completa armonía por casualidad. Para cerciorarse de que ese es el método de trabajo habitual, los inspectores visitan el lugar en repetidas ocasiones.

Más concretamente, un restaurante que opte a una estrella Michelin recibirá la visita de un inspector cuatro veces a lo largo del año y diez si optan a dos. Pero si son tres estrellas, los candidatos, además de las visitas de los inspectores del país, también recibirán la de los inspectores franceses. La coincidencia en la valoración de todos ellos es lo que concederá la tercera estrella.

La guía Michelin pretende que los criterios por los que se han otorgado se mantengan en el tiempo. Por eso, se llevan a cabo controles exhaustivos cada cierto tiempo. Las estrellas Michelin pueden ser retiradas si las virtudes por las que se concedieron no se mantienen.

Desde luego, esta guía sigue siendo después de casi un siglo, una referencia para el panorama gastronómico internacional.

Compartir