¿Qué es el neuromarketing?

El objetivo de cualquier negocio es vender, eso es completamente innegable. Aumentar el número de clientes, conseguir los objetivos marcados y hacer que el local vaya, día tras día, generando más ingresos. En la hostelería es exactamente igual. Sin clientes, no se puede sustentar un restaurante.

Por lo que es necesario aprender a aplicar diferentes técnicas de marketing que ayuden a conseguir los objetivos marcados. Una de las técnicas más importantes y que mejor resultado da es el neuromarketing. Vamos a dedicar este artículo a explicar en qué consiste. Así que, ¡sigue leyendo y consigue que tus ventas se disparen!

¿En qué consiste el neuromarketing?

El neuromarketing consiste en aplicar técnicas de neurociencia para descodificar el proceso que se da en el momento en el que un consumidor decide comprar un producto u otro. Es decir, qué factores le influyen a la hora de tomar esa decisión. Por ello es muy importante conocer a los consumidores y despertar sus emociones para crear una experiencia única.

Esto mismo se aplica al sector de la hostelería para conocer qué factores juegan un papel importante a la hora de que un consumidor escoja un restaurante u otro. De esta manera, la creación de un ambiente óptimo, la realización de una carta correctamente preparada, el trato cercano y correcto con los clientes serán claves para despertar los sentidos de nuestros consumidores y vuelvan de nuevo a nuestro local.

El ambiente

El ambiente que consigamos tener en nuestro restaurante influirá en el estado de ánimo de nuestros clientes. Por eso, es completamente necesario conseguir que nuestro local transmita justo lo que necesitamos. El cliente debe sentirse cómodo, tranquilo, a gusto y, además, deleitarse con los manjares que vamos a servirle. Jugar con la iluminación, el olor y la música de ambiente nos ayudará a crear la atmósfera que deseamos.

La elaboración de la carta
  • Precios: inevitablemente, cuando un cliente mira una carta, sus ojos siempre acaban por buscar el precio del plato. Por eso, con el neuromarketing se aplican una serie de pautas para romper con la sensación de caro o barato. Para ello, se deben desordenar los precios, no seguir un orden de mayor a menor, o al revés, incluir un precio alto dentro de un grupo de platos, con el objetivo de que el resto parezcan baratos…
  • Nombres: ponerle nombre a los platos, como “La tartaleta de la abuela Lola”, da cercanía y familiaridad y atrae al consumidor.
  • Descripciones: está demostrado que un plato que lleva la descripción de sus productos aumenta su pedido.
  • Productos más rentables: es importante resaltar aquellos platos que nos resulten más rentables. Utilizar fotografías, recuadros o cualquier otro recurso que los hagan resaltar del resto, es una técnica de neuromarketing imprescindible. Así, al ser diferente, se romperá la estética de la carta, captando la atención de los clientes y animándolos, inconscientemente, a pedirlos.
El trato con el cliente

Es por todos sabido que el trato de los camareros, chefs o jefes de sala tiene un gran impacto en la experiencia del consumidor con nuestro restaurante. Por eso es muy importante ser agradable e intentar hacerles la estancia más amena. Tan solo con estar pendientes de los clientes por si necesitan algo o servirles con una sonrisa y ser atentos, hará que vuelvan otro día o que lo recomienden.

Como hemos dicho, el neuromarketing es muy importante para conseguir aumentar las ventas y, por ende, los beneficios. Así que es fundamental dedicar el tiempo necesario a esta práctica para conseguir cumplir con nuestros objetivos.

Compartir