Estrategias de fidelización de clientes en delivery

Como bien sabemos, una cosa es captar clientes y otra es fidelizarlos. Y es que fidelizar clientes significa a menudo convertirlos en los mejores embajadores de nuestra marca. Quizás ya estamos acostumbrados a desarrollar estrategias de fidelización en un servicio presencial. Ahora bien, ¿sabemos cómo hacerlo en un servicio  de delivery?  El servicio a domicilio ha tomado en los últimos meses una relevancia primordial. Reforzar las estrategias de fidelización en delivery es una obligación de los restaurantes a partir de la pandemia. En este artículo te ofrecemos una serie de consejos clave para fidelizar a tus clientes mediante un servicio delivery  Lo primero que se nos viene a la cabeza cuando pensamos en fidelización son ofertas y promociones. Las ofertas y promociones son importantes para dar a conocer nuestro restaurante y para que el cliente vuelva a solicitar nuestro servicio, pero no podemos convertirlo en el único modo de consumo. De hecho, es importante recalcar la reflexión que hacía Jaime Martínez de Velasco, CEO de Cuyna, en la mesa redonda sobre delivery que celebramos hace unas semanas, en la que hace hincapié en que los descuentos no pueden ser una forma de subvencionar los pedidos de comida a domicilio. Por eso para mantener un margen de beneficio coherente en los restaurantes, es importante incorporar estas promociones con análisis y mesura.  Veamos cómo podemos poner en marcha estas ofertas y otros mecanismos para que los clientes no solo se animen a probar el servicio de comida a domicilio, sino que repitan. 

1. Añade extras según el precio del pedido 

Una acción que funciona muy bien en delivery, tanto para fidelizar, como para atraer nuevos clientes, es la de añadir productos extra a los pedidos. Con extras nos referimos a postres, entrantes, aperitivos, etc. A partir de un determinado precio, podemos incorporar estos “regalos” accesorios a los platos principales. La fórmula es sencilla: a mayor precio, mejores extras  Lo ideal es comunicar estos extras en el perfil de tu restaurante en las aplicaciones de delivery o en tu página web. Así los clientes pueden conocer las ventajas en todo momento. No obstante, también es interesante incluir estos extras directamente en el pedido. De esta forma los clientes se llevarán una grata sorpresa al recibir en su casa más productos por el mismo precio, y pesará positivamente en su valoración de nuestro restaurante. 

2. Crea un sistema de puntos 

Este sistema nos permitiría cuantificar las compras de clientes en concreto para premiar su fidelidad a lo largo del tiempo.  Es decir, que por un número de puntos determinado acumulados realizando pedidos a nuestro restaurante (20, 25, 50, etc.) ofrezcamos algún regalo o descuento generoso. ¡Importante! Este sistema no tiene porqué ser necesariamente “de puntos”. El objetivo es premiar a nuestros clientes más fieles. O sea que podemos simplemente aplicar estos premios a partir de un número de pedidos en concreto, o si ha pedido varias veces a lo largo del tiempo en nuestro restaurante. Para esto, claro, es necesario hacer un seguimiento de los clientes y de la frecuencia de sus pedidos en nuestro restaurante. 

3. Cuida la simpatía y la profesionalidad del equipo 

Sí, este punto puede parecer una obviedad, pero tendemos a considerar el delivery como un simple envío de productos, y no es así. Lo mismo que hace nuestro servicio característico y agradable en el local ha de reflejarse en el delivery.   En este sentido, es imprescindible cuidar la educación y la simpatía con los clientes. Hay que mantener siempre la profesionalidad en la atención al cliente y la entrega. Un corto tiempo de espera, la calidad de los productos y una actitud amable en todo momento aumentarán la confianza y la satisfacción del cliente hacia el restaurante.   

4. Personaliza mensajes en el pedido 

El factor humano, en cualquier compra, es un factor diferencial. Si lo cuidamos en nuestro delivery nos va a distinguir de nuestra competencia. A veces las cosas más sencillas pueden llegar a ser decisivas, porque dan a entender a nuestro cliente que hemos pensado en él.  Algo tan fácil de materializar, como la personalización de los mensajes en el pedido, humaniza el servicio y hace que los clientes se sientan valorados. Piensa que cada detalle es una oportunidad para comunicar tus valores a tu cliente; y ya que el equipo de sala no está presente en este canal para presentar los platos y desear buen provecho, incluir una nota escrita con cariño puede suplir de alguna manera esa ausencia. Esta tarea no se puede realizar siempre si la actividad en el servicio es alta, pero puedes considerarla como una forma más de llegar a tus clientes y diferenciar tu servicio.  La fidelización en delivery no solamente es posible, es necesaria. Aprovechar estas estrategias nos ayudará a mejorar este servicio. En los tiempos actuales, en los que el delivery ha ganado presencia y la proximidad es un valor al alza, por lo que evoluciona cada día, y nuestro negocio ha de evolucionar al mismo ritmo cuidando de nuestros clientes 
Compartir