Reinventarse como negocio de hostelería tras el Covid-19, por Sergio Bermejo

sergio bermejo
Tras una montaña rusa de emociones que nos provoca el desconcierto de la situación actual, empezamos a ver la luz al final del túnel; y comienza el que creemos es el último descenso. Nos hayamos relajado o no, al poner a punto nuestro negocio para ese posible regreso se desatan un montón de preguntas que remueven nuestro estómago; y los nervios se apoderan de nosotros. Es momento de organizarnos y de esquematizar esa posible vuelta para tener las ideas claras e ir paso a paso. En mi caso, lo hago de la siguiente manera, y espero os sirva de ayuda. Tres claras divisiones y con un orden con el que haremos un pequeño análisis P.E.S.T.E.L (siglas para denominar factores Políticos, Económicos, Sociales, Tecnológicos, Ecológicos y Legales):
  1. Obligaciones sanitarias y de higiene
  2. Equipo, el alma de mi negocio
  3. Nuestro concepto / oferta

Obligaciones sanitarias

No quiero hablar de Ozono, ni de mamparas, ni de mascarillas, ni de “masbaratillas”. Es difícil aplicar cualquier tipo de medida si aún no las tenemos claras y no hay una decisión por parte de quien nos regula. Por lo tanto, el mejor camino a seguir es el de informarse y dibujar posibles escenarios para tener alternativas; y ser rápidos y eficaces en la toma de decisiones, que probablemente serán las que nos hagan recobrar o no la confianza de nuestros clientes. Cuidado con el exceso de información, eso nos lleva a la infoxicación. No nos aventuremos a hacer inversiones que puede que después no nos sirvan. Hemos de ser cautos en ese sentido. Pongámonos en el lugar de nuestros clientes e imaginémonos qué es lo que nos transmite seguridad. Ahora mismo nuestra casa es el lugar más seguro, así que debemos hacerles sentir como en casa; explicando cada una de las medidas que hemos tomado para su bienestar y seguridad.

El equipo, el alma del negocio

La tarea de transmitir esa seguridad y tranquilidad a nuestros clientes es de todo el equipo. Y es importante que durante este periodo estéis en constante contacto para hacerles entender la importancia que esto tiene mediante la formación. Para nosotros, en Niebla Cocktail Bar, el equipo siempre ha sido parte fundamental; y tenemos la suerte de tener un grupo que va a saber transmitir lo que queremos como empresa. De lo contrario, sería un punto fuerte sobre el que trabajar. Nada mejor que una sonrisa y una explicación de nuestros protocolos de actuación.

Nuestro concepto

Y probablemente la parte más personal y subjetiva de este post, nuestro concepto. A mi parecer, pase lo que pase, es importante mantenerte fiel a tu concepto. Mantener esa identidad que te ha hecho llegar hasta donde estás. Pero es innegable que en mayor o menor medida, tenemos que aplicar cambios para adaptarnos. Hay infinitas posibilidades. Si nuestro aforo está mermado y/o nuestro cliente no tiene la seguridad para salir, tendremos que llevar nuestro producto hasta ellos. Podemos ver la posibilidad del “Take Away” es decir, ellos pasarán a recoger nuestros cocktails, café… para tomar en su casa. Delivery es el sistema para hacérselo llegar nosotros. O incluso “Pop up “de nuestro negocio en su casa. Evidentemente, hay que ver la viabilidad y sopesar posibles costes añadidos al escandallo del producto, como transporte, packaging… pero también contar con los ahorros de espacio que otra persona puede usar, rotura y lavado de vajilla… Otro punto importante es aumentar los momentos de consumo con nuevas ideas, talleres, cursos, catas y otras programaciones que se nos puedan ocurrir. Aumentar nuestra oferta para elevar el ticket medio es otra buena opción. Nada de esto tiene sentido si no tenemos una buena forma de hacérselo llegar a nuestros clientes. Hay que darle mucha importancia a las redes sociales y a las nuevas tecnologías para llegar al mayor número de personas. Y en el bar, una buena forma es un menú electrónico mediante código QR para evitar posibles contagios, pero también para ampliar la información que queremos hacer llegar. Pero ante todo, tenemos que tener flexibilidad. Eso evitará frustración y desgana para seguir haciendo lo necesario para que nuestro bar siga siendo ese lugar que tan felices nos hace. Espero que alguna de estas opciones os sirva de ayuda para que la vuelta sea lo mejor posible para nuestros negocios.
Compartir