Ofrece cenas tempranas ante las limitaciones de horario

cenas tempranas

En España estamos acostumbrados a cenar bastante tarde en comparación con otros países europeos. Es poco habitual que los españoles cenen antes de las 21:00. Esta costumbre tan arraigada, puede perjudicar en los próximos meses a los bares y restaurantes.

En algunos territorios los locales han de cerrar el local a las 23 horas; y dejar de atender comensales a partir de las 22 horas. Esto, lógicamente, ha provocado que la afluencia de clientes empiece a ser mucho menor en lo que nuestro tradicional “turno de cenas”. Se le añade además la limitación de los aforos en salas y terrazas. Los efectos negativos de estas políticas preocupan, y mucho, en el sector.

Rendirse, sin embargo, no ha sido nunca una opción para esta industria tan resiliente y popular. Es por esta razón que algunos locales del sector de la hostelería han planteado, con una creatividad y unas ganas extraordinarias, alternativas para que los clientes se adapten con gusto al cambio horario y cenen temprano. Cambiar una tradición no es tan fácil, pero en estos últimos meses nos hemos acostumbrado a muchos factores y hemos cambiado muchas rutinas. Por lo que en estas circunstancias existen opciones para fomentar, de una forma amable, este cambio de hábito. En este artículo te las resumimos para que puedas utilizarlas en tu restaurante.

Adelantar el horario y ofrecer ofertas de merienda-cena

En el caso concreto de la restricción horaria nocturna, la primera de las opciones es bien simple: adelantar el horario de nuestro bar o restaurante. La apertura de la cocina se adelanta para empezar a servir cenas a partir de las 20:00. Otra opción, más demandante, eso sí, es la del horario non-stop desde la mañana hasta las 22:00.

Ahora bien, ¿cómo podemos generar, por las tardes un resultado similar en lo que respecta a la cantidad de clientes, que durante la noche? Pues con ofertas atractivas y rentables. Si no planteamos algunas ventajas para que avancen su reloj cotidiano, difícilmente vendrán antes.

Por ejemplo, combos de merienda-cena con precio cerrado. Esta es una opción muy atractiva para los viernes: al día siguiente la mayoría de la clientela no tiene que madrugar, pero también está cansada del ajetreo de toda la semana. Otra estrategia es ofrecer una rebaja porcentual sobre el precio final si se pide la cena antes de las 20:30.

Formular una opción de cena rápida

En función del tipo de local que se regente, también se puede plantear una opción de cena rápida. Se trataría de reducir el menú o dedicar una parte de la carta a platos más ligeros, y con un precio más ajustado para los clientes. Para agilizar este proceso, se ha de repensar también el funcionamiento de la cocina y la competitividad de los productos. ¿Qué platos rápidos de preparar y consumir podemos preparar para las “cenas rápidas”? El objetivo es mejorar la rotación de mesas y satisfacer a nuestros clientes dentro del horario fijado.

Reforzar el delivery y el take away

Desde el inicio de la pandemia, el delivery y el take away se han consolidado como servicios estratégicos. Durante todos estos meses, han sido un flotador importante para una parte del sector. Las restricciones, que se mantienen por los rebrotes, son otro momento propicio para iniciarse o bien reforzar el servicio delivery y/o take away. El público quiere seguir disfrutando de buena gastronomía, aunque los horarios no ayuden a las cenas. En esta línea, se pueden plantear también ofertas especiales en los horarios con menos público.

Apostar por la comunicación y la cercanía

Evidentemente, nuestra clientela también es consciente de las restricciones de horario y de la situación del sector. Por esto también es importante hacer pedagogía del contexto que vivimos entre nuestros clientes. Que el mensaje sea que entre todos nos ayudemos, que rememos juntos para superar este contexto tan complejo. Una buena comunicación ayuda: tanto en el local (carteles anunciando las ofertas, pizarras…), como en el trato personal con el cliente como, por supuesto, en las redes sociales o otros medios digitales del negocio.

Seamos próximos, demostremos que estamos ahí para ayudar a nuestros clientes, y que ellos también nos pueden ayudar si nos visitan. Cenar temprano se ha convertido, ahora mismo, en otra forma de apoyar al sector.

Compartir