Las terrazas y su normativa

terrazas-normativa

 

Cada vez son más los clientes que apuestan por seguir estando en las terrazas de los bares y los restaurantes durante todo el año y no sólo en los meses de verano. Aprovechar los rayos del sol un domingo por la mañana o simplemente estar al aire libre tomando un vermut durante el invierno, se ha convertido en la mejor opción para romper con la rutina. Así que, ¡apúntate a dar este servicio a tus clientes! Conoce las normativas en terrazas para Barcelona y Madrid y si, esa no es tu zona, en tu Ayuntamiento te explicarán los requisitos que debes cumplir. ¡Acondiciona tu terraza de la mejor manera!

 

Conoce las normativas sobre terrazas de tu localidad

Son muchos los factores que han hecho que los clientes prefieran estar sentados en la terraza de nuestro local durante todos los meses del año. Trabajar en lugares cerrados tantas horas seguidas, con luz artificial, han propiciado que una gran parte de los clientes prefieran estar en las terrazas de los bares y los restaurantes, aunque sea el mes más frío del año. Por ello, ya son muchos los negocios de restauración que se han sumado a esta práctica, aumentando así sus ingresos, y se han acogido a las normativas vigentes de su ciudad. Aunque podría decirse que las normativas son para toda España, más o menos, similares, cada Ayuntamiento tiene su normativa adaptada a las necesidades de su territorio. Por ese motivo, si tienes la intención de ampliar tus servicios e instalar una terraza, te recomendamos que consultes todos los requisitos que te van a exigir en tu zona. Pero debes saber que, si tu bar está ubicado en Barcelona o Madrid, las normativas en terrazas a cumplir son diferentes al resto de localidades, así que vamos a explicarte en qué consisten.

 

¿Qué debes saber para montar una terraza en Barcelona?

La normativa de terrazas para Barcelona se ha modificado en muchas ocasiones. En la ciudad Condal ha sido dura la lucha entre el Gremio Hostelero y el Ayuntamiento, pero parece que al final se ha conseguido llegar a un acuerdo que, más o menos, ha dejado satisfecho a ambos lados.

Lo primero que debes saber es que la ciudad se ha divido por zonas. Todas las zonas deberán acogerse a los requisitos generales de la normativa de terrazas en Barcelona y, además, las llamadas zonas por excelencia, deberán aportar más calidad que el resto, puesto que están ubicadas en los lugares más destacados de la ciudad. Cuando acudas a solicitar tu licencia para abrir la terraza, te informarán de cuál es la zona en la que estás ubicado y los requisitos específicos que deberás cumplir. Como norma general, parece que el Ayuntamiento va a ser un poco más flexible de lo que ha sido hasta ahora, así que tranquilo, porque dispondrás de dos años para acondicionarlo todo de la mejor manera. La distancia entre la fachada y las mesas es de 1’80 metros, aunque si la acera no lo permite, se puede rebajar hasta el 1’50 metros. El horario es de 8 de la mañana hasta las 24h entre semana, pudiendo alargarlo hasta la 1 de la madrugada, los fines de semana y festivos.  Y, para que tus clientes puedan estar mucho más cómodos y tú puedas servir muchas más mesas, durante los meses de invierno podrás instalar estufas, aunque eso sí, mejor si no son de combustión.

Dentro de estos límites legales, cuida la arquitectura y el diseño de tu terraza y ¡entra en alguna de las muchas rutas que hay por la ciudad!

 

Normativa de una terraza en Madrid

Y como no podía ser de otra manera, los requisitos para la normativa de terrazas en Madrid también son especiales y diferentes. Sujeta a un sinfín de modificaciones en los últimos años, parece que las últimas han llegado para quedarse. Uno de los puntos fundamentales es que todos los elementos que formen tu terraza no podrán ser fijos, es decir, que en cualquier momento puedan variarse de lugar y no supongan ningún tipo de obra permanente. Además, tu terraza sólo podrá ocupar el ancho de tu local, dejando un espacio de 2’50 metros en la acera para que los peatones puedan transitar con normalidad, siempre y cuando no sea una zona peatonal, porque si lo es, el espacio aumentará a 3’5 metros por si tienen que circular los vehículos autorizados. En la capital los horarios son un poco más permisivos, hasta la 1 de la madrugada durante la semana y, fines de semana y festivos, hasta las 2’30 de la mañana.

 

 

 

Compartir