Las 5 claves de éxito que todo chiringuito necesita para triunfar

5 claves para un chiringuito 10

¡Oh verano, querido verano! Esa época del año en la que todo el mundo cierra el chiringuito menos los hosteleros, que abren los chiringuitos de verdad y pringan como si no hubiese otro mañana de salitre y bronceado.

Reconozcámoslo, España es capital del turismo mundial, por su tiempo, sus playas y sus chiringuitos -entre otras cincuenta mil cosas-. Es una afirmación simplista, pero con bastante carga de verdad. Y, ¿qué tienen que tener los chiringuitos para triunfar como la Coca-Cola que sirven?

  1. Una localización superprivilegiada: Un chiringuito siempre es mejor cuanto más cerca esté del mar. A los chiringuitos se va a calmar la sed y el gusanillo que dan el sol y la sal.
  2. Música bailonga: En el hilo musical del chiringuito deben sonar los hits del verano y del verano anterior, porque el verano es a los hits como los polos a derretirse y caerse sin que te lo hayas terminado. Pringosos. Pegajosos. Pegadizos.
  3. La oferta gastronómica: Nadie va a un chiringuito a tomar un solomillo con foie, ni una fabada. Los platos de los chiringuitos deben ser frescos, ligeros y fáciles de comer.
    Porque la gente come en traje de baño y pareo, y antes de ir al chiringuito han hecho operación bikini. Una operación privativa de muchas cosas con las que no quieren que les tienten precisamente, en bikini.
  4. Las mesas y las sillas: El encanto de los chiringuitos está en la localización, pero es esta situación geográfica la que se puede poner en contra del propio negocio. La arena de la playa y el viento son capaces de transportar el mobiliario como si de un tsunami se tratase. Sabiendo que la naturaleza puede ser el mejor y el peor enemigo de un chiringuito ¿cuesta mucho anclar las mesas y las sillas al suelo? u ¿optar por mesas y sillas que pesen más de 200 gramos de plástico?
  5. El servicio: Como no podía ser de otra manera, los camareros son clave para que un chiringuito sea una mina de oro a un paso del mar o sea una ballena varada rogando por pasar a mejor vida. Un chiringuito es un lugar en el que aprieta el calor y la sed y los clientes exigen agilidad y rapidez en la toma y salida de las comandas. Todo el mundo en vacaciones piensa que el tiempo pasa volando y es el momento menos idóneo para hacer esperar a un cliente. A ti te pasa también ¿no camarero?
Compartir