Ideas para organizar un buffet perfecto

Un buffet es la manera ideal de poder servir comida a mucha gente a la vez; en un mismo lugar y en un corto espacio de tiempo. Preparar un buffet es todo un arte y la organización es el elemento imprescindible para que todo salga como se espera y los comensales queden completamente satisfechos.

Si vas a preparar un buffet y quieres que sea perfecto debes tener en cuenta muchos aspectos. Puesto que en ningún momento debes renunciar ni a la buena comida ni a la elegancia del lugar. Ni, desde luego, a la comodidad de los comensales. A continuación, vamos a darte algunas directrices para ayudarte a prepararlo y que todo salga a pedir de boca, así que ¡adelante, sigue leyendo!

Tipo de buffet

Lo primero que debes tener claro es cuál es el fin del buffet que debes preparar. Es decir, si es para una boda, un congreso, un cumpleaños, una comida de empresa… Según el tipo de buffet que sea podrás decidir dónde hacerlo, cómo disponer las mesas, qué tipos de mesas poner, los platos que ofrecerás, las bebidas que se servirán… Y según el evento sabrás si es más formal o menos y podrás organizarlo todo en base a ello.

La elección del lugar

Teniendo en cuenta el número de gente que se espera que vaya a acudir, deberás decantarte por un lugar u otro. Sea como sea, deberá ser espacioso, que los invitados puedan moverse con comodidad. Debes tener en cuenta que la gente se relacionará. Así que debe haber el suficiente espacio como para que se puedan parar los invitados y no entorpezcan el acceso a las mesas. Dependiendo del número de personas que vayan a acudir, deberás buscar un lugar más o menos grande, teniendo en cuenta también que, si no son demasiados, escoger una sala de grandes dimensiones dará la sensación de vacío y eso no es una buena sensación en este tipo de servicios.

La disposición de las mesas

La forma en la que se dispongan las mesas es un elemento clave. Lo primero que debes decidir es si quieres un buffet sentado o de pie. Lo recomendable, para un buffet, es que sea de pie con posibilidad de sentarse, si así se quiere. Puedes colocar las mesas en los extremos de la sala, apoyadas contra la pared. Así, la sensación de espacio se amplía y puedes colocar las sillas aprovechando las paredes. Las mesas de apoyo se podrán disponer según convenga por el resto de la sala y así los invitados aprovecharán para repartirse por toda la sala.

La organización es fundamental

Planea con tiempo qué es lo que vas a necesitar y hazte una lista para no olvidar nada. Distribuye en tu lista todos los elementos que se añadirán en la sala y apunta todo lo que necesitas para cada uno de ellos:

  • Mesa de comida: escoge el tipo de bandeja que usarás para poner la comida. Suelen ser de acero inoxidable, pero podrás escoger entre diferentes acabados y formas. Las cuales le darán el aspecto que desees a tu mesa y te ayudarán a introducirla en la temática del buffet. Recuerda escoger los soportes y mostradores que más se adapten al estilo que hayas escogido. Y que, además, te faciliten la colocación de todos los elementos en la mesa.
  • Los platos: en la parte izquierda de la mesa del buffet deberás incluir los platos. Deben ser de un tamaño apropiado para poder poner la comida que los comensales escojan y, a su vez, cómodos y prácticos. Si pesan demasiado, los invitados no estarán muy satisfechos.
  • Utensilios: tanto las servilletas como los cubiertos deben estar al final de la mesa. Si no hubiera el suficiente espacio, se podrían añadir en una mesa de apoyo, al lado de la ubicación de los platos. Desde allí, los comensales empezarán a servirse su comida, así que deben disponer de todos los utensilios necesarios. Las servilletas son una opción fantástica para adornar el ambiente con la temática escogida para la celebración.
  • Mesa de las bebidas: nuestra recomendación es que esta mesa esté aparte de la mesa de la comida. Así, las colas que se puedan generar en una mesa no interferirán en el correcto desarrollo de la otra mesa.

Todas estas recomendaciones te facilitarán organizar el buffet perfecto y que los asistentes se puedan mover cómodamente por el lugar. Por último, la elección de la comida que servirás será el punto definitivo para que todos estén satisfechos.

Compartir