Decoración para bares o restaurantes 1: Consejos prácticos

¿Quieres saber qué factores debes tener en cuenta para la decoración para bares o restaurantes? La experta Luisa López Tellería, del área de servicio de sala del Basque Culinary Center, te cuenta aquí todos los detalles de una ambientación temática para poder aplicarla a tu local.

Pautas de decoración para bares o restaurantes

La elección del concepto decorativo es una parte muy importante en cualquier bar o restaurante. Es lo primero que van a ver los clientes cuando entren y, como bien sabes, las primeras impresiones también cuentan. Y mucho, en ocasiones.  

Por eso, vamos a ver aquí una serie de pautas para decorar y ambientar espacios gastronómicos. Ya sea la sala, la mesa o la barra de tu establecimiento. A veces, el espacio del comedor o de la barra dentro de un bar, un restaurante o un hotel puede precisar de una decoración especial por un evento. Por un cambio de estación, por la renovación de la carta o, simplemente, para ponerlo al día y actualizarlo.

Escoge un concepto decorativo

Para comenzar a decorar o ambientar, siempre recomendamos proponer un concepto o un tema que dé coherencia al trabajo que vas a realizar y que refleje los objetivos que persigues. Estos objetivos pueden ser diversos. Por ejemplo, ambientar una fiesta, llamar la atención sobre un nuevo producto o sobre un menú, etc. En función de ello, debes enfocar toda la decoración.

La documentación será fundamental

Es importante que te documentes primero sobre el concepto o el tema elegido, especialmente, si presenta cierta complejidad para ti. Por ejemplo: si vas a hacer una fiesta tropical y nunca has hecho una antes. Si vas a presentar una nueva bebida que sale al mercado, si vas a celebrar una boda…

Supongamos que te enfrentas a una fiesta tropical. En este caso, ¿qué cosas deberías tener en cuenta? Antes de nada, tienes que informarte sobre las costumbres en este tipo de fiestas. Como los colores que se suelen utilizar, los objetos, el utillaje, …. Después tendrás que adaptarlo en la medida de lo posible a tu espacio y a los medios de los que dispones.

¿Qué pasa si hablamos de la presentación de un producto como, por ejemplo, un nuevo refresco? También debes documentarte. Hay que conocer en profundidad sus características, probarlo. Y si fuera necesario, hasta crear una historia alrededor de él que lo haga más atractivo. Supón que estás ante un refresco que es consumido por deportistas, entonces lo podrías asociar al verano y al surf para que resulte más apetecible.

Elaborar un calendario de trabajo

Tras la documentación, también te será de gran ayuda elaborar un programa o calendario de trabajo (cronograma). Especialmente si tienes un evento en una fecha concreta.

De todas formas, aunque no tengas un evento en concreto, siempre es buena idea ambientar y decorar los espacios alrededor de un concepto. Esto, posteriormente, puede ayudarte a dinamizar el establecimiento, a comunicar mejor con el cliente y a proporcionarle una experiencia sensorial única y completa.

Resumen

  1. Es conveniente elegir un concepto antes de iniciar la decoración o ambientación.
  2. Tienes que marcarte unos objetivos que debes cumplir.
  3. Debes documentarte bien sobre la temática de la decoración/ambientación.
  4. Es importante que elabores un calendario de trabajo.

Seguir estas pautas te ayudará a decorar temáticamente el espacio concreto o restaurante consiguiendo el resultado esperado. Transmitiendo el mensaje a los clientes y creando un ambiente fresco y diferente para tus clientes habituales.

Compartir