Restaurantes efímeros pop-up

Restaurantes pop-up. ¿Los conoces?

Para sorprender a una clientela cada vez más exigente y conocedora de las últimas tendencias, los encargados de los restaurantes y bares cada vez lo tienen más difícil. Por eso, hace ya un tiempo surgió la idea de los restaurantes pop-up. ¡Sigue leyendo y conoce un poco más sobre ellos!

¿Conoces los restaurantes pop-up? ¿Has estado alguna vez en alguno? Esta tendencia, que lleva ya un tiempo entre nosotros, pretende sorprendernos ofreciéndonos experiencias únicas. Al fin y al cabo no son más que restaurantes que aparecen de pronto, por sorpresa, y durante un tiempo limitado en un determinado sitio.

Por ejemplo, algunas marcas han abierto en pleno centro de ciudades importantes como Londres o Nueva York tiendas dentro de edificios emblemáticos, autobuses, fábricas abandonadas… Con esto lo que se pretende es, como comentábamos, sorprender al público ofreciéndole algo único, algo nuevo.

 

Los restaurantes y la tendencia pop-up

Cómo no, los restaurantes se sumaron a esta tendencia combinando espacios en un principio antagónicos. ¿El resultado? Experiencias inolvidables. La verdad es que en general valoramos mucho cuando algo es diferente y original, y con la puesta en marcha de este idea es precisamente lo que se consigue.

¿Por qué no cenar sobre un barco una noche? ¿O en un antiguo cine aprovechando las butacas? ¿Y por qué no dentro de una galería de arte o suspendidos en el aire a más de 40 metros?

Estos son sólo algunos ejemplos, pero se te pueden ocurrir otros muchos para poner en marcha en tu negocio.

 

3 razones para abrir un restaurante pop-up

Después de conocer qué es un restaurante pop-up y algunos ejemplos, es importante conocer qué puede aportar a nuestro local.

  • Por un lado branding, es decir, conocimiento de marca. Esto es así ya que nos expondremos en algún lugar ajeno y diferente al habitual, llegando a otro público. Por eso es un buen momento para transmitir nuestros valores de marca y calidad de nuestros productos y servicios.
  • Poca inversión. Muchas veces el comenzar un nuevo proyecto de hostelería supone unos costes que no se pueden asumir, por lo que montar algo de carácter puntual nos puede servir “de prueba” para ver si nuestro negocio podría ser viable.
  • Promocionar marcas o productos nuevos. Qué mejor que a través de un restaurante pop-up, que sabemos que tiene una duración definida, para testear el lanzamiento de un nuevo producto o plato. Así podemos generar en nuestros clientes una expectativa o darles un adelanto de lo que podrán ver si nos visitan en nuestro punto habitual, viendo cómo es la acogida. Interesante, ¿no?

 

No te limites sólo al espacio como tal

Cuando hablamos de todas estas posibilidades, ¡no te limites sólo a cambiar de espacio! Es decir, es una muy buena idea y rompedora, pero no te centres solo en eso, porque el concepto es mucho más amplio. ¿Qué tal si cambias a tu personal, como a los chefs? Es lo que hacen algunos restaurantes, en los que cada semana cuentan con grandes celebridades del mundo de la hostelería tras sus fogones, pudiendo ofrecer menús diferente y variados a los clientes.

Como ves, no es sólo una cuestión de cambiar el espacio sino también el contenido. Lo mismo que con chefs se puede hacer con el personal de sala, por ejemplo. La idea y la finalidad de esto es ofrecer a tu clientela algo totalmente diferente durante un periodo de tiempo determinado.

¿Qué ideas se te vienen a la mente?

Compartir
360
Valorar contenido: ¿Te ha sido útil?
  • 4.9/5
  • 52 ratings
52 ratingsX
¡Muy malo! Malo Hmmm Pasable ¡Interesante!
0% 0% 0% 13.5% 86.5%
No hay posts relacionados