Los perros entran al restaurante

¡Guau! Llegan los bares y restaurantes aptos para perros

Cuatro de cada diez hogares tienen al menos una mascota siendo el perro la especie más habitual. Ir con ellos a disfrutar del ocio hostelero es posible (también en invierno).

De un tiempo a esta parte, el concepto ‘petfriendly’ se ha popularizado en todo tipo de establecimientos, desde hoteles hasta bares. Ir a compartir una Coca-Cola o escoger la camisa ideal con el mejor amigo del hombre, incluso ir a trabajar con él, ya es posible, pero ¿dónde está la línea?

El lema bajo el que nació este movimiento surgió en Estados Unidos. La ciudad de San Francisco se alzó como la pionera en este sentido y fue imitada por otras cities americanas como Portland, Colorado o Toronto. Tal es la involución de esta corriente que el 20% de las empresas norteamericanas aceptan que sus empleados acudan a trabajar con su mascota.

 

5 millones de mascotas en España

En España existen 5 millones de familias que conviven con un perro o gato en el hogar, un hogar que como consecuencia de la vida millenial, se disfruta poco. Por lo que muchos dueños reclaman poder hacer vida normal con sus familiares peludos. Si bien es cierto que los establecimientos amigos de los perros van proliferando por toda la geografía peninsular, existe legislación al respecto que prohíbe expresamente la entrada de perros en toda clase de locales destinados a la fabricación, venta, almacenamiento, transporte o manipulación de alimentos, o lo que es lo mismo, supermercados e hipermercados.

Distinto es el caso de los cafés, bares o restaurantes donde a pesar de que se rige en buena forma por las ordenanzas municipales, depende en gran parte de los hosteleros la decisión de que los animales sean bienvenidos en sus negocios.

En el caso de la ciudad de Barcelona, la ley es laxa con los canes y deja el derecho de admisión en el tejado de los establecimientos. Eso sí, exige que vayan identificados o atados siempre y cuando no haya un espacio específico para su suelta. De la misma forma, Madrid solo incluye en términos generales una exigencia más: el bozal.

Sin embargo, en ciudades como Zaragoza existe una delicada tesitura puesto que mientras que la normativa municipal deja vía libre, la autonómica choca de frente siendo esta última de mayor rango y que estipula la prohibición de presencia de perros donde se sirva comida. La multa a los dueños de los perrunos maños puede elevarse hasta los 600 euros.

Así las cosas, infórmate en tu administración local y cerciórate en la autonómica de cómo hacer de tu local un lugar pet-friendly sin incurrir en ilegalidades o vacíos legales.

 

 ¡Guau, qué menú!

Si lo que deseas es diferenciarte del resto de competidores, y no solo quieres dar total libertad a los perros y sus amos, puedes tomar partido por los menús perrunos que ya sirven algunos establecimientos de ciudades como Madrid, Barcelona, Palma de Mallorca, Girona o Valencia. Un reclamo ideal para enamorados de sus amigos perrunos, ¿no crees?

Compartir
247
Valorar contenido: ¿Te ha sido útil?
  • 4.9/5
  • 48 ratings
48 ratingsX
¡Muy malo! Malo Hmmm Pasable ¡Interesante!
0% 0% 0% 12.5% 87.5%
No hay posts relacionados