Recetas de cócteles con vodka

5 recetas clásicas de cócteles con vodka que debes conoces

Publicado el: 1 de Febrero, 2018

El vodka es uno de los destilados de alta graduación más conocidos y usados en las barras del mundo entero, así como el protagonista indiscutible de un sinfín de recetas de la coctelería internacional, de ayer y de hoy. ¿Quieres saber más sobre él y sus posibilidades cocteleras? Pues sigue leyendo…

Hablar de vodka nos lleva inevitablemente a pensar en Rusia. Eso es así. Y, aunque a día de hoy, este sigue siendo, en efecto, uno de los países en que se fabrica y más se consume, lo cierto es que dicho destilado está extendidísimo por todo el mundo. Hay vodka producido en Polonia, Francia, Estados Unidos, Inglaterra, Suecia… ¡y hasta España! Traducción práctica: cualquier camarero debe manejarlo y conocerlo de maravilla porque vas a tener que servir más de uno. Y de dos. Sobre todo, teniendo en cuenta que empieza a estar de moda para los combinados y cócteles -¿alguna vez no lo estuvo?-. Y, sobre todo, porque algunas de las recetas más famosas de cócteles del mundo entero lo tienen como ingrediente principal. ¿La razón? Al tratarse de una bebida incolora y sin un sabor y un aroma demasiado característicos, resulta la base alcohólica perfecta para jugar en el mundo de la coctelería.

Combinados de coctelería con Vodka

Antes de meternos de lleno con algunas de dichas recetas cocteleras, un par de datos sobre el vodka que te interesará saber. Lo primero, y por si no lo sabías, se trata de una bebida destilada, obtenida de la fermentación del trigo, el maíz, el centeno o la patata, entre otros. O sea, de algunos de los productos locales más baratos y que más abundaban en los lugares donde se originó. Por otro lado, hay algunos tipos de vodka a los que se les añaden azúcares, aparte de otros posibles ingredientes. Ahora bien, debes saber que el agua (o agua pura), esto sí que sí, es un ingrediente esencial en su elaboración.

Dicho esto, ahora sí. Vamos ya con esas famosísima recetas de la mixología con vodka que todo buen bartender debe manejar y conocer al dedillo. Aquí tienes cinco de las más populares:

  • Bloody Mary: Este cóctel, que por si no lo sabías, contiene vodka,es uno de los más conocidos en el mundo. Sus orígenes no están del todo claros y el porqué de su nombre, tampoco, aunque seguramente, eso de Sangrienta Mary algo tiene que ver con su característico color rojo. Originalmente, se hacía sólo con vodka y zumo de tomate, pero ahora se le añade también salsa inglesa, tabasco, sal y pimienta negra.
  • Cosmopolitan: Encumbrado al Olimpo de los cócteles por las chicas de la famosa serie Sexo en Nueva York, a este cóctel de afrutado sabor le acompaña desde entonces un inseparable halo de glamour que lo ha convertido en uno de los más solicitados. Se sirve en la clásica copa de cóctel y se hace poniendo vodka, licor triple seco, jugo de lima, zumo de arándanos y hielos en una coctelera.
  • Sex on the beach: Dulce y colorido. Así es este cóctel con vodka, presente en la carta de cualquier buen bar-coctelería que se precie. Un auténtico básico de la mixología. Con ese aire tropical que le dan su color y la forma de presentarlo, no le podría pegar más provenir de un sitio como Florida, donde, de hecho, se dice que se creó. Está hecho con vodka, licor de melocotón, zumo de arándanos y zumo de naranja.

Receta de cóctel Bloody Mary

  • Caipiroska: Como puedes deducir fácilmente de su nombre, se trata de un derivado de su hermana mayor la caipirinha, todo un símbolo de Brasil. La diferencia entre ambas es que, en lugar de estar hecha con cachaza (aguardiente típico brasileño), la caipiroska es un cóctel que se hace con vodka. El resto de ingredientes son los mismos: unos gajos de lima (con su jugo) y azúcar.
  • Black Russian/White Russian: Son bastante similares, pero difieren en alguno de los componentes. Además del vodka, al cóctel ruso negro se le pone licor de café y hielos. Al ruso blanco, por su parte, además de los ingredientes mencionados, se le añade después un poco de nata líquida por encima, lo que hace que su sabor sea algo más suave y cremoso.  

Por cierto, el vodka es una de las llamadas bebidas blancas y, como seguramente sabrás, se trata de una de las de mayor graduación alcohólica, ya que suele andar en torno a los 40º (¡e, incluso, más!). Casi nada. Y, a pesar de ello, suele ser considerada una de las bebidas que menos dolores de cabeza causa al día siguiente. Ahí queda el dato.