Cómo elegir el uniforme de camarero para tu restaurante más adecuado

Todo lo que esté dentro de tu restaurante define tu estilo, tu marca, tus valores, tu calidad. Por ello, debes tenerlo todo en cuenta, y hasta el mínimo detalle cuidarlo y planificarlo con mimo. Aunque a veces no le damos la importancia que se merece, los uniformes de tus empleados forman parte de este conjunto y es muy importante que escojas bien cómo irán vestidos, ya que ese será otro elemento imprescindible que tus clientes tendrán en cuenta.

Tus empleados son los que estarán en contacto directo con los clientes, por lo tanto, deben ser la máxima representación de todos los servicios que vas a ofrecer. Ellos son la cara visible y los que servirán tus magníficos productos y, muchas veces, nos olvidamos de lo importante que pueden llegar a ser. Por eso, es importante que aproveches la cercanía de tus empleados con tus clientes para empezar a dar la imagen que quieres de tu restaurante. Así que, en el artículo de hoy, vamos a darte algunos consejos para que puedas escoger bien los uniformes de tus camareros.

Define el estilo de tu restaurante y refléjalo en los uniformes

Antes de nada, debes definir cuál es el estilo que tiene tu restaurante y aprovechar el atuendo de tus trabajadores para transmitírsela a tus clientes. Según tu tipo de local y la imagen que quieras que tengan de ti, podrás escoger un tipo de uniforme u otro. El uniforme por excelencia de los camareros, siempre ha sido el blanco y el negro, pero ahora puedes optar por una gran variedad que seguirán dándole un toque distinguido a tu restaurante. Por ejemplo, si tu estilo es más desenfadado, para todo tipo de público y para cualquier horario, puedes uniformar a tus camareros con una camiseta con el nombre de tu restaurante, unos pantalones negros o tejanos, y unos zapatos acordes a ellos. Si, por el contrario, quieres darle a tu restaurante un aire más formal, más selecto o sólo sirves en horarios nocturnos, los uniformes deberán ser más clásicos, con camisa y falda o pantalón de pinza negro o incluso, si se trata de un restaurante gourmet, con traje negro y camisa blanca.

Adapta los uniformes de tus empleados con la especialidad de tu local

Es posible que tu local sea especializado: que sirvas comida asiática, india, china… En ese caso, el uniforme que escojas para tus camareros ayudará también a que tus clientes se sientan parte de la historia que quieres contar a través de tus platos. Vestirlos con ropas típicas del país que vas a desarrollar culinariamente, les aportará un punto de valor y les ayudará a disfrutar, todavía más, de la experiencia de sabores que van a vivir.

Utiliza un uniforme para tu personal que sea fácil de identificar

Entre las muchas funciones que ofrece el uniforme de los camareros, una de las principales es que ayuda a que los clientes puedan reconocer al personal de un solo vistazo. Así, se pueden evitar posibles malos entendidos y será mucho más cómodo para los clientes.

Elige uniformes que sean cómodos y prácticos.

No debes olvidar nunca que tus empleados estarán, durante toda su jornada laboral, moviéndose sin cesar y que, además, están tratando alimentos, por lo que es bastante probable que se ensucien con facilidad. Por lo tanto, debes tener en cuenta que sus uniformes deben ser cómodos, prácticos y que les faciliten desarrollar sus funciones con la máxima facilidad.

La atención al cliente debe ser su principal prioridad, así que no deben estar preocupados por cómo poder moverse. Los colores neutros u oscuros suelen ser los más idóneos. Además, intenta escoger telas que no absorban las manchas, que sean fáciles de lavar y que sean de buena calidad. No es agradable ver a un camarero lleno de manchas y te resultará mucho menos práctico si debes estar cambiando los uniformes continuamente.  

Optar por mandiles o delantales para los camareros de tus restaurante

Un buen camarero debe estar siempre impecable, sin importar el número de servicios que haya llevado a cabo, y esa es la percepción que deben tener siempre los clientes. Otra opción que puedes tener en cuenta, para facilitar que tus camareros vayan siempre impolutos, son los mandiles y los delantales. Existen muchos tipos diferentes que podrán adaptarse a lo que más te guste y te facilitarán mucho la elección.

Así que, ahora que ya sabes qué tipos de uniformes puedes utilizar para tus camareros, sólo tienes que decirte por el que más te guste, que resulte más cómodo y práctico para tus empleados y que te ayude a transmitir a tus clientes la imagen que quieres que tengan de tu restaurante. Como hemos dicho, dedícale tiempo a esta tarea, ya que, si lo haces, el resultado te favorecerá notablemente

Compartir