Happy Hour: 7 ideas para rentabilizarla

Anteriormente hemos hablado de la estrategia de precios inteligentes y los beneficios que esta puede proporcionar a tu negocio. En esta ocasión hablaremos y plantearemos el concepto de la “happy hour”. Esta expresión  que se utiliza desde los tiempos de Shakespeare no podría ser más simple: ofrecer precios reducidos durante un cierto periodo de tiempo.

Esta acción puede ser un buen reclamo para que los clientes acudan a tu negocio en aquellas horas de más afluencia. 

Casi todos los bares y pubs practican hoy en día esta sencilla acción de marketing que empezó aplicándose en las bebidas alcohólicas, pero que ya se ha extendido a toda clase de productos. Ahora bien, ¿cómo hacer que la “happy hour” sea rentable con las restricciones y medidas actuales? En este artículo te proponemos 7 consejos a tener en cuenta si quieres conseguirlo.

  1. La primera acción a realizar es identificar los días o las franjas horarias en las que la afluencia de clientes sea más baja en tu establecimiento. Tenemos que tener en cuenta si esta franja horaria posee potencial para mejorar el volumen con clientes potenciales. 
  2. También debemos valorar la disponibilidad del personal en la franja seleccionada y los turnos del equipo. Evaluando si es suficiente la disponibilidad actual o por el contrario necesitaríamos contratar, lo cual se debe tener en cuenta ya que  genera unos gastos extra que reducirían notablemente la rentabilidad de la acción. 
  3. En ningún caso la “happy hour” debería coincidir con otros horarios o acciones de marketing previstas en el local, porque eso podría generar diferentes ambientes disociados a la vez. Y la confusión resultante podría hacer que se pierdan oportunidades de ventas. Así que, si por ejemplo está planificado un evento de promoción de un producto concreto siempre será mejor que no coincida con la “happy hour”.
  4. Cuando ya hayamos logrado atraer a clientes a través de esta acción hay que intentar retenerlos y conseguir que sigan consumiendo fuera de la franja de precios reducidos. Con este propósito en mente una buena opción sería informarles de futuros eventos, ofrecerles una tarjeta de fidelización o solicitarles su correo electrónico para enviarles las últimas novedades a través de una newsletter así como presentar novedades en carta que no están presentes en las promociones.
  5. Motiva a los clientes a hablar sobre tu oferta en las redes sociales, webs de recomendaciones o sitios de referencia. Hoy en día, no aparecer en Internet es prácticamente no existir, y unos comentarios favorables pueden convertirse en la mejor carta de presentación posible.
  6. Es una idea excelente crear alianzas y sinergias con otros locales y negocios cercanos. Por ejemplo, un bar de bebidas puede asociarse con un restaurante de la zona para ofrecer promociones a aquellos clientes que tras la comida, se acerquen a tomar algo. Y si el restaurante está cerca de un cine o un teatro, también puede hacer un descuento a aquellos que hayan ido a ver el espectáculo. Las posibilidades son infinitas según tu oferta.
  7. Es muy importante que “happy hour” no sea sinónimo de rebajar la calidad. Con promoción o sin ella contar con productos de calidad que satisfagan a los clientes así como ofrecer una excelente atención y disponer de un ambiente agradable siguen y serán siendo los métodos más eficaces de fidelización y rentabilidad.

Todo estas acciones deben implementarse garantizando la distancia social necesaria y la normativa que esté vigente en los locales de restauración de nuestra área geográfica consiguiendo así no solo atraer a los clientes por la oferta sino fidelizándolos por estar tranquilos y seguros en nuestro local.

Compartir