3 consejos para aumentar los beneficios en tu establecimiento y desarrollar tu negocio

Cuando llegamos a un bar o un restaurante, sentirnos bien recibidos y contentos determinará por completo la experiencia que tengamos en el establecimiento y el modo en el vayamos a consumir, siendo más o menos generosos tanto en la consumición de platos como en el posterior pago. Por este motivo, hemos desarrollado para ti 3 consejos para aumentar los beneficios en tu establecimiento y desarrollar tu negocio eficientemente.

  1. Tener detalles con tus clientes aumentará la  rotación y mejoraras la experiencia de tus clientes

Hacer “regalos” u obsequios a los clientes que llegan al restaurante antes de que  empiecen a consumir como por ejemplo, obsequiando a los hijos de una familia  con  un globo o un juguete puede hacer que consuman hasta un 20% más de comida  para la familia e incluso pueden pedir también un 25% más en cafés para ellos  mismos como se comprobó en un experimento publicado por el periódico Journal of Applied Social Psychology.

Por otro lado, se ha comprobado también en este estudio que cuando los establecimientos colocan caramelos de menta una vez finalizada la consumición, cometen un error y es que si en lugar de regalar esos caramelos mentolados una  vez se haya pagado la cuenta, se hace previamente, la propina que depositan los  consumidores puede aumentar hasta en un 3,3% más. 

 

  1. El diseño y orden de tus platos será una estrategia fundamental en tu carta.  

Podemos aumentar el beneficio mediante la recomendación de platos con mayor margen de beneficio. La solicitud de un plato en específico crece entre un 13-20%, según un estudio realizado por la American Economic Association, si referenciamos en nuestra carta que es “el plato más solicitado” así como afirmaciones por parte de los camareros como “la recomendación de hoy de nuestro chef es...”. Esto debe adaptarse a cada tipo de cliente y situación. 

Dentro de la carta, para incrementar las ventas de los productos más caros o del más rentable de tu carta, coloca próximos en la carta productos con un precio más elevado. Esta acción provocará que pase a percibirse como un producto más barato.

Finalmente, podemos incluir otros platos “fuera de carta”. Esta opción nos sirve para poder ofrecer una experiencia diferente y no esperada para el consumidor, de tal manera que las elaboraciones seleccionadas cobren especial importancia e interés.

 

  1. Comunicar el fin de ofertas u otras acciones determinadas puede activar el consumo. 

En la mayoría de las ocasiones, las personas responden más a una posible pérdida que a una ganancia. Estamos más motivados a actuar por la idea de perder algo que por ganar algo de igual valor. Por ello, reformular los mensajes para resaltar “lo que la gente se perderá” si no actúa ahora, captará más la atención de los clientes. Un claro ejemplo, puede ser: “Vamos a cerrar la cocina en los próximos minutos, es su última oportunidad para pedir la cena, ¿van a querer algo?”. En su defecto, las ofertas limitadas dentro de un horario establecido también producirán esta misma consecuencia. 

 

Como vemos, existen pequeñas acciones, sencillas de aplicar que reconfortarán a tus clientes y que les invitarán a consumir más de manera que seamos capaces de mejorar nuestro servicio y aumentar nuestros márgenes de beneficios finales.