Fase 2: Guía de organización y medidas para hoteles

medidas hoteles

La Fase 2 de la desescalada prevista por el gobierno español afecta a la reapertura de determinadas zonas comunes de los hoteles. Con el objetivo de facilitar a los hoteleros toda la información básica al respecto, y hacerlo de la forma más concisa posible, hemos preparado esta guía de organización y limitaciones para los hoteles.

Se siguen aplicando restricciones de aforo, y se hace necesario cumplir con una serie de medidas preventivas, para evitar el contagio por coronavirus. Hay que tener en cuenta que la confianza de nuestros clientes será esencial, para recuperar la actividad económica y que el sector vuelva a funcionar.

Fase 2: Se habilitan las  zonas comunes del interior del establecimiento

En la Fase 2 los hoteles y alojamientos turísticos ya pueden abrir algunas de sus zonas comunes. De este modo, ya se pueden ofrecer, por ejemplo, desayunos, almuerzos y cenas en el interior de las instalaciones

Entre las posibilidades de plantear un servicio óptimo de desayunos, almuerzos y cenas destaca hacerlo de una forma individualizada, con reserva previa, y transportando los pedidos hasta la habitación del cliente. Seguramente se trate, en la actualidad, de la forma más prudente y segura, ya que evita el contacto con otros usuarios.

Ahora bien, la Fase 2 posibilita dar un paso más y abrir el comedor, considerado como zona común. Eso sí, mediante carta, manteniendo la distancia de dos metros entre mesas y llevando la comida a cada mesa. Es decir, el formato buffet, tan típico en los hoteles y alojamientos turísticos antes de la llegada del coronavirus, es mejor que espere a que la situación sea más favorable. No obstante, ya se puede empezar a ofrecer algún producto de libre disposición, siempre que sea a través de emplatados individuales y con la debida pantalla de protección.

Como es comprensible, será imprescindible, en cualquier zona común, mantener la distancia de dos metros entre mesas.

Por último, también cabe destacar el hecho de que el aforo del comedor que reabra tiene que limitarse a un tercio de su capacidad, para que no se produzcan en él aglomeraciones. 

 limitaciones hoteles

Los clientes tienen que consumir sentados en mesas

La imagen, tan recurrente en las películas, de un cliente de hotel tomando algo de pie, ante la barra, también tardará a volver a ser parte de la normalidad. Uno de los temas en los que más se ha insistido en los últimos días es que, a pesar de que se permita el consumo dentro de los locales, y por lo tanto también en los bares y restaurantes de los hoteles, éste siempre se tiene que desarrollar con los clientes sentados en mesas que respeten las distancias interpersonales. En las barras es mucho más difícil respetar estas medidas de seguridad.

Fase 2: clases y actividades de ocio permitidas , pero con planificación y limitación de aforo

Otra de las novedades de esta fase es la posibilidad de organizar de nuevo actividades grupales. Es el caso por ejemplo de las sesiones de ejercicio físico, pero también de todo tipo de actividades deportivas y de ocio, tan comunes en hoteles y alojamientos turísticos. Todas, sin excepción, tienen que planificarse, para controlar el aforo.

La pandemia obliga a los hoteles que ofrezcan estos servicios a llevarlos a cabo también con las medidas sanitarias elementales, como lavarse previamente las manos y respetar siempre las distancias, de mínimo 2 metros, entre los participantes. Por lo que respecta a instalaciones como los gimnasios, pueden abrir, pero higienizarse y ventilándose como mínimo dos horas antes de que entren los primeros clientes. Su funcionamiento tiene que basarse en la reserva previa.

Las piscinas de hoteles: aforo máximo del 30%

Hay que saber también que en la Fase 2 las piscinas de los hoteles también pueden reabrir, como zonas comunes, higienizarse y ventilándose como mínimo dos horas antes de que los clientes disfruten de las instalaciones. Además, su uso tiene que estar regulado también por algún sistema de cita previa.

Respetar siempre las medidas sanitarias

A parte de tener en cuenta todas estas consideraciones, no hay que olvidar los consejos sanitarios, como el uso de equipos de protección individuales entre los empleados o la disposición de gel hidroalcohólico para que trabajadores y clientes puedan desinfectarse con recurrencia las manos. También hay que evitar al máximo el uso de objetos que puedan ser compartidos por distintas personas. Seguir todas estas normas y recomendaciones ayudará a ir recuperando la actividad durante el desconfinamiento.

Compartir