4 consejos claves para gestionar una cena de empresa

cena-empresa-navidad

Se acerca la Navidad y con ella, las tan esperadas cenas de empresa. Es el momento perfecto para aumentar tus ingresos y darte a conocer ante un gran número de posibles nuevos clientes. Debes tenerlo todo bien organizado y controlado y dar un servicio impecable.  Por eso, hoy vamos a darte 4 consejos fundamentales para ayudarte a conseguir el éxito organizando cenas de Navidad para empresas.

No todos los restaurantes tienen salas privadas para poder llevar a cabo este tipo de eventos, pero lo que sí es seguro es que, en casi todos, se celebran las tan conocidas y ansiadas cenas de empresa. Sea como sea tu local, acomoda a tus comensales de la mejor manera, debes estar preparado para recibirlos y, además, asegurarte de que salgan completamente satisfechos y dispuestos a volver. ¡Aprovecha la oportunidad!

 

Prepara tu menú:

Las cenas de empresa son el mejor momento para aumentar tus beneficios antes de cerrar el año, por ello, debes planear con tiempo cuáles serán los menús que ofrecerás. Lo ideal sería que idearas varios menús navideños diferentes, con diversos precios, entre los que la empresa pudiera escoger. Aprovecha la ocasión para mostrar tus platos y la calidad de ellos porque, como hemos dicho, vendrá mucha gente a tu restaurante que no te conoce y, si quedan satisfechos con lo que les ofreces, sin lugar a dudas, repetirán.

 

Calcula bien los escandallos:

Organizar la lista de la compra con tiempo te ayudará a reducir costes y, además, podrás calcular mejor los escandallos, por lo que también podrás ofrecer descuentos en el precio final, por ejemplo, en base a la cantidad de comensales. Calcularlos con precisión puede aumentar tus beneficios finales, así que tómatelo con calma. Recuerda que si tienes que comprar algún tipo de producto congelado, es mejor hacerlo con tiempo, ya que los precios son más competitivos si los compras antes de la segunda mitad de Diciembre. Aprovecha también para hacer postres caseros, ya que tienen unos costes muy bajos y aportan un gran margen de ganancias.

 

Cierra el acuerdo con la empresa cuanto antes:

Si ya han decidido que la cena de empresa la van a hacer en tu restaurante, intenta cerrar el acuerdo cuanto antes. Necesitas saber la fecha concreta, la hora, cuántos empleados de la empresa han confirmado su asistencia, qué menús han escogido, si quieren copas aparte o las van a incluir en el precio final, si hay comensales con alergias alimentarias, intolerancias o vegetarianos… En cuanto te confirmen, cierra un precio final. Solicita que te hagan una transferencia bancaria por el total o, al menos, por la mitad del importe. Con ello, te asegurarás de que acudan y no sufrirás ningún tipo de pérdidas.

 

Cuenta con un buen personal:

Motiva a tu personal para que siga trabajando con la misma intensidad y la máxima calidad de siempre. Es una cena de empresa, uno de los mejores portales para darse a conocer, así que tanto cocina como personal de sala debe estar a la altura y dar lo mejor de sí mismos. Organizar bien qué tareas deberá llevar a cabo cada uno de los miembros del equipo es fundamental. Si todos saben qué es lo que deben hacer en cada momento, no quedará nada pendiente y, por tanto, la cena de empresa se desarrollará sin ningún percance.

¿Se trata de una cena con un ambiente de mesa formal? Quizás sea un buen momento para reforzar a tu equipo con algún miembro externo que goce de una buena experiencia.

Nunca olvides que la simpatía y el buen trato que puedan ofrecer los camareros que atiendan las mesas, colaborarán a mostrar a los comensales cómo es tu restaurante, así que pon especial hincapié en este asunto.

 

Compartir