En BarTalent te ponemos al día de la corrientes ético-alimenticias

Cada vegetariano es un mundo y debes conocerlos a todos. Porque es una tendencia de alimentación que ha llegado para quedarse.

Como reza el dicho, cada uno es de su padre y de su madre, y si hay algo que caracteriza a la sociedad española hoy, es que vivimos en un estado en el que las opciones de elegir lo que uno quiere ser y cómo quiere posicionarse ante el mundo son cada día más, y más variopintas.
Y en este abanico de alternativas entra la siguiente cuestión: ¿qué eres comiendo? o ¿cómo eliges alimentarte?

Creemos que como profesional de la hostelería debes conocer las tendencias sobre alimentación que pueden seguir tus clientes. Conociendo sus perfiles irás un paso por delante en sus preferencias y nunca se te quedará cara de puerro. Disecciones a los comensales:

Como de todo: ¡Ah bueno!, entonces no hay más que decir. La gente que come de todo es abierta de estómago y está siempre dispuesta a probar cosas nuevas. No es problemático, pero como buen testador, sabe distinguir muy bien lo bueno de lo malo, y lo malo nunca gusta a nadie.

Soy vegano: Al veganismo podríamos dedicarle un libro. La persona vegana rechaza todo uso y consumo de productos de origen animal por razones éticas. Generalmente, el vegano se replantea su modus vivendi y lo primero que hace es eliminar el consumo de cualquier alimento o derivado animal de sus comidas. Luego, esto lo lleva a otros ámbitos de su vida.
Un ala vegana muy severa es aquella que se denomina crudivegana, en la que sólo se permite la ingesta de alimentos veganos sin cocinar, crudos y recién cogidos de la naturaleza.

Aunque hay muchas cosas que les unen, también hay muchas que les separan de sus camaradas vegetarianos.

Soy vegetariano: El vegetarianismo se focaliza en el rechazo de todo consumo de carne animal y suelen ser personas que como sus vecinos más radicales veganos tienen una profunda conciencia ecológica. Dentro de esta rama, están los ovolactovegetarianos que admiten el consumo de huevos y leche, o los parciales: si sólo incluyen leche son lactovegetarianos, y si sólo incluyen huevos, ovovegetarianos.

En la actualidad, existe una corriente ético-política-ecológica que alerta sobre el consumo animal por el daño irreversible que se está haciendo al planeta. De aquí nace un nuevo perfil de alimentación que se denomina flexivegetarianismo. Se trata de todas aquellas personas que quieren vegetalizar su alimentación limitando el consumo de proteína animal a algo residual para mantener un buen estado de salud.
En realidad, nosotros, hijos de la dieta mediterránea, ya somos naturalmente muy flexivegetarianos dado que nos ponemos morados a frutas, verduras, legumbres y cereales.

Conocer estas corrientes ético-alimenticias y acercarte a ellas con la mente abierta, te ayudará a ser un camarero más completo y a plantear en tu trabajo que estos perfiles de público tengan opciones para consumir en tu establecimiento. En Europa y EEUU, el movimiento ‘veggi’ está cada vez más implantado. Democratizar el consumo de lo verde, es un paso pendiente en la hostelería española.

Compartir
920
Valorar contenido: ¿Te ha sido útil?
  • 4.8/5
  • 409 ratings
409 ratingsX
¡Muy malo! Malo Hmmm Pasable ¡Interesante!
0.5% 0.2% 2.2% 15.6% 81.4%
No hay posts relacionados